viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Tiene que jugar amistosos para no ir en desventaja

La selección culminó la primera semana y media de entrenamientos y le quedan dos antes del debut en la Copa de OFI, ante Tacuaembó en el Dickinson el sábado 14.
Es muy corto el periodo de preparación que tiene el entrenador Jorge Noboa, quizás por eso convocó a muchos jugadores que han estado bajo su mando y ya conocen no solo su filosofía de juego sino también la de trabajo.
Más allá de eso, los amistosos previos al inicio de un campeonato son muy necesarios, sobre todo cuando se trata de combinados, con jugadores que no juegan juntos y en algunos casos que recién se conocen. No hay técnico que diga lo contrario.
Salto necesita al menos un partido de preparación ante un equipo que lo exija. Lo ideal serían más, que permitan ver en la práctica cómo se desenvuelve tácticamente, corregir en la marcha, que se ensayen estrategias y se le den minutos de rodaje al ensamble.
Salto integra una serie difícil, íntegra de sectores capitales, con Rivera, Paysandú y Tacuarembó y ellos sí tienen amistosos programados, llegando con ventaja si es que Salto no consigue rivales para enfrentar.
Salto siempre es protagonista por el poderío de su torneo local, en el caso de este año con mucha experiencia, con varios jugadores que son bicampeones del interior (2014 y 2020) y sería un riesgo importante comenzar una serie de cuatro equipos, de la que clasifican los dos primeros a la próxima ronda, sin los partidos de preparación adecuada.
Freddy Aguirrezábal