viernes 27 de enero, 2023
  • 8 am

Miquelarena seguirá presidiendo a las divisionales de ascenso

Tras el último pitazo del árbitro Sebastián Samit, que dio por terminada la actividad anual a nivel local en la Liga Salteña de Fútbol, algunas instituciones expresaron tener discrepancias con la conducción del cuerpo de neutrales que encabeza Luis Arreseigor. Recurrieron a la figura de Deolindo Miquelarena, presidente de las dos divisionales de ascenso, ‘B’ y ‘C’, para que tomara el timón de la Liga.
Aquellas diferencias referían al manejo económico de la administración, pero no fueron planteadas en el Consejo Superior.
No es claro a qué aspectos de la economía se refieren ni si existe alguna grieta, ya que no han habido enfrentamientos que lo evidencien, pero más allá de no conocer la raíz del asunto lo cierto es que en la Divisional A la mitad de los clubes estaría apoyando a Miquelarena.
Sin embargo, toda esta situación tuvo un viraje cuando los clubes de la ‘B’ y la ‘C’ recibieron la respuesta afirmativa de su presidente a la propuesta para continuar en 2023.
Eso implicaría que el actual cuerpo de neutrales de la Liga tenga la vía libre para seguir en la conducción del fútbol salteño, porque condicionaría la intención de los clubes que iniciaron el movimiento.
Lo contrario sería que una misma persona fuerapresidente de los tres consejos de primera división, algo inédito, inadecuado y preocupante, a no ser que estemos frente a una de las organizaciones más maravillosas a las que hayamos sido testigos, sembrando una nueva forma de conducción en el fútbol, digna de entrar al libro de los récords.
Incluso más lógico sería que desista de presidir al fútbol de ascenso, a que tomar las tres divisionales.
En el futuro más probable, Arreseigor y companía estarían en la consideración de los clubes en marzo para continuar en el cuerpo de neutrales por un periodo más.
Freddy Aguirrezábal