martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Ola de calor y falta de lluvias aumentan a riesgo “muy alto” la ocurrencia de incendios

Por Carlos Arredondo
El fenómeno de “La Niña” ha provocado que en nuestro país, los últimos 3 años que las precipitaciones no alcancen a la media nacional prevista. Eso sumado a las altísimas temperaturas que padecemos en el norte del país, gracias a la seguidilla de olas de calor de las últimas semanas, han aumentado considerablemente el riesgo de incendio en toda la zona.
“LA FALTA DE AGUA ES IMPORTANTE”
Así lo confirmó el coordinador del CECOED salteño, Josué Lima; “En realidad el riesgo de incendio es cada vez mayor. Tenemos el tercer año del fenómeno de “La Niña”, que no es menor y hace muchos años que no se daba. La falta de agua es importante, e incluso en el interior, que es donde más se nota. Hemos tenido algunas lluvias, muy esporádicas, la última fue de 11 mm, la más grande que tuvimos fue de 50 mm, pero hay lugares del interior profundo, que se abastecen de pozos semi-surgentes, donde hasta hace poco había agua, que ya ni siquiera producen más agua y otros que ya no dan el agua que daban” comenzó explicando.
SE HAN SECADO
LOS POZOS
A modo de dar una idea de cuál es la real situación, contó que en una localidad del interior de nuestro departamento han comenzado a secarse los pozos: “Pasó en Pueblo Russo, tenemos un problema en cuchilla de Guabiyú, que está a pocos kilómetros de ahí, o sea que ahí hay una napa es la que esta complicada”. El déficit Hídrico también afecta zonas de algunos centros poblados: “Barrios como el barrio Hípico de Villa Constitución, al que se le ha donado tanques de 3000 litros, que son tanques hidrantes que son para poder llevarle a las familia que están afincadas en zonas alejadas. El municipio de Mataojo está trabajando con familias aisladas que también han tenido problemas de sequías de pozos”, dijo el coordinador del CECOED.
DÉFICIT EN LA CIUDAD
Explicó que dentro de la ciudad y zonas cercanas también hay problemas con el abastecimiento de agua: “el problema grande está en las zonas del extremo Este, en la zona del autódromo, en Garibaldi”. “Allí estamos trabajando en conjunto no solamente con recolección, que tiene camiones hidrantes, sino con servicios públicos y nosotros, alimentando a esos barrios”, explicó.
TRABAJO EN CONJUNTO CON BOMBEROS
Para Lima, el trabajo en conjunto con otra instituciones ha sido fundamental al momento de prevenir y combatir incendios: Explicó que junto al departamento de obras de la Intendencia, “por el tema incendios”, (trabajamos) directamente con Matías Alzúa (Sub Oficial Mayor, Jefe departamental de bomberos) y su equipo de bomberos”. “El viernes tuvimos un incendio en la localidad de Belén; Llevamos hidrante, máquinas y todo el equipo. Incluso, a veces, no da la capacidad de funcionarios que tienen ellos, y nosotros vamos en nuestras camionetas a llevarlos. O sea; trabajamos muy articulados, es un trabajo de mucho tiempo, que tenemos muy aceitados. Tenemos muy buena relación y la verdad que la totalidad de los pueblos ya han tenido respuesta”.
ALERTA TEMPRANA
“Sabemos cómo en el norte del país se manifiestan los calores, y el riesgo de incendio y lo que pasó en Piedras Coloradas (Incendios que afectaron más de 22.000 hectáreas de bosque forestal y campo, en los departamentos de Rio Negro Y Paysandú, a finales del año 2021). Teniendo eso como referencia hacemos una alerta temprana y prevenimos tempranamente las cosas que pueden suceder…Eso nos ha funcionado. Aunque genera un gran desgaste. Por eso siempre destaco el trabajo del equipo. Porque el equipo está en todas”, dijo el coordinador del CECOED departamental.