miércoles 22 de mayo, 2024
  • 8 am

Buen debut de «Genética Predecible» en la Agropecuaria de Salto

El remate «Genética Predecible» realizado este lunes de carnaval en el predio de la Asociación Agropecuaria de Salto, se concretó con ventas totales y un buen debut para varios debutantes. Además de las cabañas «El Pampero» y «Talitas» que debutaron con un remate propio en esta zafra de reproductores, también el escritorio «La Consignataria» debuto en la venta de reproductores ovinos y abrió un nuevo escenario para la joven representación que tiene en Salto, la firma.
Como lo mencionamos anteriormente, las ventas fueron totales para las tres cabañas participantes. En el caso de Talitas de la familia De Brum, se comercializaron 41 reproductores Merino Australiano con un máximo de US$ 1.020 por los dos primeros reproductores, en tanto que el piso por dos lotes de carneros fue de US$ 420.
Las 150 ovejas y borregas de la cabaña ubicada en el departamento de Artigas, se colocaron enter US$ 138 y US$ 180, con un promedio de US$ 161.
Al cierre del remate, el Ing. Federico De Brum se mostró conforme con el resultado del remate y agradeció a clientes y amigos que acompañaron las ventas. Al mismo tiempo agradeció a Rafael Buruturan, «que fue el que el que trajo la idea, la verdad que yo de remate no sé nada, iba haciendo lo que él me decía, y quiero agradecerle porque salió muy bien».
En el caso de la cabaña «El Pampero», los 150 vientres Merino Australiano hicieron US$ 126 de máximo, US$ 108 de mínimo y US$ 113 de promedio. En el caso de los machos, los carneros planteleros en la puntera del remate hicieron US$ 1.536 y US$ 1.200, en tanto que el piso de los valores se posicionó en US$ 506 de promedio.
Rafael Burutaran, representante de «El Pampero», dijo «la verdad que muy conformes con el remate, el primer remate.Teníamos los nervios y la expectativa de una nueva incursión en algo nuevo y por suerte salió bien. Se vendió el 100% y nosotros muy conformes».
El cierre del remate fue con los Poll Dorset de cabaña San Rafael, donde los vientres hicieron US$ 192 de máximo, US$ 168 de mínimo y US$ 180 de promedio, mientras que los carneros cotizaron entre US$ 300 y US$ 360. Matías Burutaran dijo «vendimos el 100%, se fue genética para Brasil, así que muy contento de haber podido trascender fronteras. Con precios buenos y 100% de la venta».
Santiago Cortina, el rematador de La Consignataria, dijo «sin duda era un desafío, el primer remate para nosotros como empresa de reproductores ovinos. Creo que el resultado fue muy bueno, se colocó el 100% de la oferta, así que contento». Dicha conformidad se traslado también a los representantes en Salto, Juan Ignacio Duvós y Gerónimo Savio.