martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

Ganado Gordo: Estabilización de precios a la espera de las lluvias

La situación actual de la industria ganadera en Uruguay muestra una disparidad entre los precios y las posiciones compradoras.
Los valores de la reposición se han estabilizado a la espera de más lluvias, pero el comienzo de la faena para la cuota 481 ha generado menores precios y entradas más largas en las plantas que tienen ganado de corral.
Por el momento, se ven pocas industrias con faena kosher, y algunos operadores indican que otras plantas prefieren esperar ante la falta de ganado pesado y preparado. En general, la industria trata de estabilizar el mercado, aunque se ha notado un menor nivel de actividad.
En cuanto a los mercados externos, se ha visto un escenario especulativo y una intención a la baja en los precios en China. En los últimos días, las autoridades de Beijing liberaron la entrada de carne brasileña producida antes del reporte de vaca loca en ese país.
Misión a China genera moderada expectativa
En el mercado local, hay una moderada expectativa sobre la misión que encabezará el ministro de Ganadería, Fernando Mattos, a China. Según el MGAP, en los contactos bilaterales virtuales de martes y miércoles, las autoridades chinas «aceptaron revisar» algunos artículos del protocolo de exportación de carne vacuna.
Esto ha generado expectativas entre los productores y la industria, quienes esperan que la misión permita la apertura de nuevos mercados para la carne uruguaya.
Importación de carne aviar
El Ministerio de Ganadería planteó la semana pasada a operadores privados que en 2023 se pueda importar carne aviar por el equivalente al 5% de la comercialización interna del año pasado.
En 2022, se comercializaron 83.009 toneladas de carne aviar en el mercado doméstico, y el 6,4% de ese volumen fue de producto importado. El año pasado fue el de mayor volumen de importaciones, luego que en marzo el gobierno decidiera liberar las compras desde el exterior para combatir la suba de precios.
Sobre el cierre de 2022 y comienzos de 2023, el gobierno congeló la habilitación de nuevos permisos ante el reclamo de los productores. Según fuentes privadas, el año pasado fueron 17 las empresas que importaron carne aviar, y en función de las cuotas previstas, a algunas firmas el volumen asignado sería de unos pocos camiones.