martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

Una semana con fuerte presencia del factor trabajo

Dr. César Signorelli
Por

Dr. César Signorelli

85 opiniones

Por el Dr. César
Signorelli
Tal vez por obra de la casualidad, pero en la semana pasada confluyeron varias instancias que tiene que ver con el trabajo humano.
El 30 de abril se celebró el día del trabajador rural, el 1º de mayo cuyo alcance y significado descontamos el lector conoce, finalmente se aprobó la ley de reforma de la seguridad (en rigor, del sistema jubilatorio) y el de personería laboral de las organizaciones gremiales.
En lo que tiene que ver con el día del trabajador rural, es considerado feriado no laborable para los empleados de ese sector. Si bien la cuestión parece de fácil lectura y entendimiento, en realidad no es tan así. Esto debido a que existe una norma específica que define y por ende delimita el concepto de trabajador rural, el que se liga inescindiblemente al de empresa rural. Y esto lleva a generar dudas en cuanto a la aplicación en ciertos ámbitos o situaciones, pues trabajador rural –jurídicamente hablando- es aquél que habitualmente realiza tareas rurales en el ámbito rural, mientras que empresa rural es aquella que ubicada en el ámbito rural tiene giro rural.
Se suele pensar en el ámbito agropecuario y en el clásico ejemplo del empleado de campo, pero es bastante más amplio.
Sobre el 1º de mayo, su historia y significado es conocida. En lo que concierne a su celebración –o recordación, como se prefiera- en nuestro país fueron visibles las diferencias entre la central sindical y el gobierno, fundamentalmente en lo que tiene que ver con la reforma jubilatoria y otras cuestiones que podría decirse quedaron en segundo plano.
No obstante, el Presidente de la República se hizo eco del planteo de la reducción de la semana laboral, si bien puntualizando los ejes o tópicos sobre los que entiende podría analizarse el tema. Puede haber sorprendido a algunos esta respuesta.
Unos días antes se aprobó la reforma jubilatoria, la que fuera precedida de la discusión en base a dos ejes, el aumento de la edad de retiro y las divergentes opiniones sobre el cálculo de las jubilaciones futuras, lo que ocultara una serie de cambios drásticos y significativamente más relevante, como el régimen de convergencia y otras cuestiones. En realidad en buena medida se terminó dejando de lado el objetivo real de la reforma, que era el de solucionar los problemas que viene acarreando su financiación.
Al final de la semana anterior vio la luz la ley de personería jurídica de las organizaciones gremiales. Sobre el particular ya no ocupamos cuando aún era un proyecto, el que fuera votado sin modificaciones de relevancia. Acá debemos destacar que mientras el sindicalismo no se ha pronunciado categóricamente en contra, algunas opiniones técnicas se ubican y pronuncian totalmente contrarios al mismo y lo ven como una limitación inadmisible de la libertad sindical y contraria a la opinión de la OIT. No tenemos opinión que nos ubique en una posición crítica, ni tampoco favorable.
Como viene de apenas mencionarse, varios temas en pocos días, que demandan mucha atención y, sobre, todo reflexión.