jueves 18 de julio, 2024
  • 8 am

El 10 de junio Alcohólicos Anónimos cumplirá 88 años de vida a nivel mundial

“A.A es una comunidad de personas que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo. el único requisito para ser miembro de A.A. es el deseo de dejar la bebida, para sermiembro de A.A. no se pagan derechos de admisión ni cuotas, nos mantenemos con nuestras propias contribuciones. A.A no está afiliada a ninguna secta, religión, partido político, organización o institución alguna; no desea intervenir en controversias; no respalda ni se opone a ninguna causa. nuestro objetivo primordial es mantenernos sobrios y ayudar a otros a alcanzar el estado de sobriedad”
UN URUGUAYO QUE DESDE HACE 23
AÑOS INTEGRA LA
COMUNIDAD CUENTA SU EXPERIENCIA
El próximo 10 de junio Alcohólicos Anónimos (AA) cumple 88 años de trabajo a nivel mundial. Fundada en 1935 en Estados Unidos, la organización actualmente está presente en más de 140 países y se estima que concurren diariamente dos millones de personas. En Uruguay, Alcohólicos Anónimos funciona con unos 200 grupos que se reúnen en diferentes partes del país. Se calcula que la mitad de ellos está en Montevideo y el resto se divide en los distintos departamentos. Con la llegada de la pandemia, al igual que sucedió en todo el mundo, hubo cambios. Muchos de esos encuentros tan necesarios para quienes concurren de forma habitual debieron suspenderse, por ejemplo. No obstante, el trabajo se sostiene y la resiliencia se hizo presente desde el primer momento. La virtualidad ayudo mucho, la voluntad de seguir adelante siguió intacta. Alberto A. forma parte de AA Uruguay desde hace 23 años. Cómo la pandemia ha cambiado la forma de trabajar para la mayoría de los grupos y también compartió parte de su historia personal. Porque entre quienes llegan a AA hay diferentes historias. “Hay gente que anda en la calle, come de las volquetas y duerme en un cartón. Esa es la idea que mucha gente tiene de los alcohólicos. Pero hay de todo; también hay gente como yo, que soy un profesional, casado, con dos hijas, que estaba construyendo mi casa en una cooperativa”, relató. Recuerda todos los detalles: Fue un domingo de mañana, luego de celebrar los 15 años de su hija menor, cuando una frase de su entonces esposa le cambiaría la vida. “Esto no puede seguir así, mañana vamos a Alcohólicos Anónimos”, le dijo ella. Y él ya no pudo decir que no como otras veces: “Era domingo y yo ya me estaba preparando para ver un programa de televisión, ya me estaba volviendo de la heladera con una botella y mi exseñora me dijo eso. Y al otro día arrancamos”, recordó. Fue el lunes 26 de junio del año 2000, a las 21 horas, cuando llegó a la primera reunión de AA y desde ese día no bebió más. “Antes de eso yo sabía que tenía problemas con el alcohol, sabía que me estaba destruyendo, pero no sabía cómo pararlo”, añadió.
Y siguió con su relato: “Increíblemente desde ese día no he vuelto a tomar. Yo tomaba todos los días. Lo único que hacía sin tomar era a la mañana llevar a mi gurisa más chica al liceo. Iba a las 7.30 de la mañana y ahí arrancaba a tomar. En los últimos tiempos hasta lo hacía sin desayunar, para que hiciera efecto sin tener que gastar tanto en alcohol. Y todos los días cuando me iba a dormir me decía ‘ojalá mañana no me despierte’. Entonces, que de un día para el otro, desde ese 26 de junio no solo no haya tomado, sino que no haya tenido más ese sentimiento de querer desaparecer es maravilloso”.
BILL W – DR. BOB S
Alcohólicos Anónimos se fundó en Akron, Ohio, Estados Unidos, en el año 1935, a partir de la experiencia de dos hombres: Bill W., un excorredor de la bolsa de Nueva York y el doctor Bob S., un cirujano de Akron, Ohio. Bill W. no podía controlarse ante la bebida y por esa razón fue considerado médicamente un alcohólico irremediable. Sin embargo, hubo vuelta atrás y gracias a lo que describió como una experiencia espiritual retornó a la sobriedad en 1934.
Meses más tarde, después de varias conversaciones, logró que el doctor Bob S. se liberara también de su obsesión alcohólica. Ambos observaron que al compartir con otros alcohólicos la experiencia de su recuperación, disminuía su deseo compulsivo de beber.
ALCOHÓLICOS
ANONIMOS SALTO
GRUPO ESPERANZA. – Avenida Viera No 179.- El Amparo. – Martes y Domingos 20:00hs.
GRUPO CENTRO. – 25 de Agosto y Artigas Lunes, Viernes hora 20:00 y Miércoles Abierta o todo Público hora 20.30, Jueves hora 20.00-1° media hora taller de servidores. –
GRUPO VOLVER A VIVIR. – Avda. Rodo No 705. Misioneras de los Pobres. – Lunes y Miércoles 20:00 hs.-
GRUPO DON BOSCO. – Capilla Don Bosco. – San Martin esq Corrientes. – Sábados hora 20:00.-