sábado 2 de marzo, 2024
  • 8 am

Especialista destaca beneficios de la hidroterapia en la rehabilitación de personas con dificultad en motricidad

Por Melisa Ferradini
Claudio Cattani tiene 35 años. Es Licenciado en Fisioterapia. Es un profesional universitario del área de la Salud, con competencias en la promoción, prevención, habilitación y rehabilitación física y sensitivo-sensorial, de las alteraciones de la postura, el movimiento y la función. Su capacitación le permite evaluar y diagnosticar los disestatismos posturales, la movilidad de los diferentes sistemas del cuerpo humano, y como consecuencia, la alteración funcional. Estudió su carrera de forma completa en el departamento de Paysandú. Sus comienzos fueron en la atención de pacientes particulares. Más tarde en el año 2018 ingresó a CIRE Centro Educativo de Rehabilitación Integral donde ejerce su profesión hasta el día de hoy, conjuntamente con sus pacientes que atiende en forma particular. Sus pacientes presentan diferentes diagnósticos; problemas de ACV, de columna, reumatológicos, con Parkinson, etc. Le gusta mucho el trabajo de rehabilitación y el trabajo en el agua donde destaca los múltiples e importantes beneficios que tiene. Para ello en dialogo con CAMBIO, Claudio nos detalla los beneficios de la hidroterapia y la implementación de la misma en sus pacientes en rehabilitación.
IMPORTANCIA DE LA HIDROTERAPIA
La palabra hidroterapia o terapia acuática tiene su origen en los términos griegos “Hydor” que significa agua y “Therapeia” que significa terapia. La Hidroterapia es una terapia acuática, donde se emplean conocimientos de la fisioterapia utilizando el agua con fines terapéuticos. Dicha terapia ayuda al paciente de diferentes patologías a relajarse y a ejercitar músculos que fuera del agua les resulta difícil su movilización. “Hay pacientes que los movilizamos pasivamente que nosotros lo hacemos al movimiento y otros activamente que ellos se pueden mover por si solos”, relata. Hay otro tipo de pacientes que tienen alguna discapacidad o algún problema de movilización o motricidad de un hemisferio del cuerpo y en el agua lo podemos movilizar más libremente con el tema de la flotación, la movilización en el agua donde el cuerpo queda más relajado. Hasta los pacientes se sienten más relajados y tranquilos. Cabe destacar que asisto a niños de 2, 3 y 4 años en adelante sin límite de edad. Cada diagnóstico tiene un ejercicio diferente dentro del agua para ayudar al paciente en su rehabilitación.

“El agua mejora la movilidad articular y la resistencia muscular”

¿POR QUÉ EN EL AGUA?
El Fisioterapeuta destaca la importancia del agua. “El agua, por sus distintas propiedades físicas, es un medio que genera un sinfín de oportunidades únicas”. Enfatiza que la presión hidrostática da soporte y ayuda al paciente a trabajar de manera más activa sin riesgo a caerse, permitiendo así la realización de un tratamiento. “El agua tiene que ser climatizada. No puede estar fría. Tiene que tener una temperatura promedio entre 36 o 37 grados más de esa temperatura no porque está muy caliente”, relata Cattani. El frío para los pacientes neurológicos es malo. El tema de la rigidez, de la plasticidad muscular los deja muy rígidos y muy duros y en el agua fría es imposible trabajarlos y poder moverlos, enfatiza. El agua climatizada ayuda todo el tema para la rehabilitación y la movilización. “Mejora el retorno venoso y la capacidad ventilatoria. Por otro lado, el empuje de la flotación es un estímulo sensorial permanente que, gracias a su constante variabilidad, mantiene alerta al sistema nervioso y el cuerpo se vuelve fisiológicamente más activo facilitando así la elaboración de respuestas motrices, reacciones de equilibrio y enderezamiento muy difíciles en numerosas patologías.
MOVILIDAD ARTICULAR
Además, este empuje del agua le permite jugar, asistir o resistir un movimiento, mejorando así la movilidad articular y el desarrollo de fuerza y resistencia muscular. El paciente puede realizar mejor o más libremente los movimientos sin la presión de la gravedad y a su vez la flotación los ayuda a relajar su cuerpo y poder moverse fluidamente. Como por ejemplo hay pacientes que poseen una marcha dependiente fuera del agua y dentro del agua la realizan independientemente o sea por sí solos, esto es un factor motivacional para el paciente y ayuda en el proceso de rehabilitación que sea mucho más satisfactorio y eficaz, finaliza. La hidroterapia se recomienda para aquellos pacientes que tienen alguna afección motora o alguna patología neurológica que muchas veces se les hace dificultoso realizarlos fuera del agua. Como por ejemplo en pacientes con parálisis cerebral, espina bífida, artritis reumatoide, etc.
NUMEROSOS BENEFICIOS
Las sesiones de hidroterapia son de forma personal con el paciente. De 45 minutos de duración, anexada a otro día de sesión de Fisioterapia. En la Hidroterapia se trabaja todo el cuerpo en general, dependiendo de la patología o lesión que el paciente presente a tratar. Se plantea objetivos para poder llevar a cabo una mejora en el tratamiento y poder llevar dicho paciente a una buena calidad de vida. Una vez que hemos conocido las bases científicas que avalan la aplicación de la hidroterapia como una excelente herramienta o método de tratamiento en el proceso de rehabilitación, es fácil deducir los numerosos beneficios que obtienen de la terapia acuática algunos serían: favorece a la respiración y la circulación sanguínea. Produce un efecto de relajación en los músculos e incluso una relajación mental del paciente. Produce un efecto analgésico gracias a la vasodilatación y el efecto de relajación. Disminuye las contracturas musculares, contribuye a mejorar el sistema inmunológico, reduce el impacto de los movimientos en las articulaciones y favorece el equilibrio. También permite aumentar la fuerza muscular, facilita los movimientos y además permite alcanzar mayor rango en ellos. Disminuye la sensación de miedo y ansiedad del paciente hacia la terapia.