sábado 2 de marzo, 2024
  • 8 am

Gracias

Pablo Vela
Por

Pablo Vela

54 opiniones

Por Pablo Vela
Es reconfortante para cualquier ser humano saber que con diferentes acciones, por más pequeñas que parezcan, colabora o ayuda a que otros estén mejor. Sea por un rato, por horas, por meses o por años.
Concretarle al otro un anhelo o una ilusión para que tenga otro ánimo, otro humor es realmente bueno, es muy lindo.
Escuchar al otro y luego colaborar en algo para mejorar ese día a día, darle esperanzas sólidas de que hay cosas mejores, que siempre se puede mejorar es realmente gratificante.
En definitiva sentir que se ayuda a las personas, a los salteños, es una sensación extraordinaria y más si luego uno ve como se respalda esa acción, apoyando situaciones o propuestas puntuales.
Y no es necesario inventar un cargo o acomodar al amigo, no hablamos de esa superación personal, todo lo contrario, es generar en la gente que también se puede hacer política limpia sin trampas ni sometimientos o extorciones para conseguir apoyo.
Salto pedía a gritos una nueva cara, un nuevo proyecto y en eso trabajamos durante meses. La consecuencia de eso fue presentada en sociedad el pasado 2 de diciembre en un acto en el Gimnasio de Círculo Sportivo, con mucha gente acompañando y escuchando a Marcelo Malaquina.
Con mesura, con claridad y de manera expresa escuchamos los parámetros por donde se trabajará en este espacio que apoya la candidatura de Malaquina. También podríamos decir que en contraposición escuchamos lo que no vamos a hacer porque es de lo que la gente se cansó: el salteño se cansó del verso fácil, de la promesa reiterada, de la ausencia, de los cargos ejercidos por “junta votos” pero no por personas con conocimiento que sea eficaces para Salto.
Es necesario que el votante de junio de 2024, el votante de las elecciones internas sepa que ese resultado del 30 de junio a la noche será vital para los siguientes 5 años del departamento a pesar de que aún quedarán 11 meses por delante para las elecciones departamentales.
El apoyo de cuerpo presente del diputado Zubía completó nuestro aporte y nuestra carta de presentación.
Frontalidad, compromiso y valentía para hablar sin medir costos políticos, sin pensar en votos, pensando en lo que está bien, en lo que es necesario y diciéndolo guste o no, a opositores o compañeros de coalición.
Se termina el 2023 de igual manera a como comenzó: con inoperancia, ineficacia y ausencia de parte de quienes tienen la obligación de generarle mejor vida a la gente, obligación/privilegio que se ganaron en las urnas. También para nosotros se termina igual a que comenzó: intentando ser parte de soluciones, de propuestas que generen un nuevo clima en el departamento.
Insistiremos en el voto pensado, el voto razonado, porque ahí está la clave. No entregar nuestro voto por una solución precaria, efímera o provisoria, pensar en soluciones de fondo y hacer valer el voto apoyando a quienes entendamos van a trabajar por el bien general y no el de unos pocos.
Por lo pronto, gracias, muchas gracias a quienes apoyaron el proyecto estando o a través de un mensaje, es bueno saber que somos parte de propuestas que todos esperábamos que surgieran para cambiar el departamento. Pero falta mucho aún y ahí nos tendrán, sin aprovecharnos de la necesidad de la gente y sin generar falsas expectativas.