sábado 2 de marzo, 2024
  • 8 am

Partido Colorado: ¿Llamadas intimidatorias? o ¿especulación de como se elegirá el presidenciable?

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

135 opiniones

Por Pablo Perna
“Para estar esta noche presente… llegamos a pesar de la lluvia, llegamos a pesar de las distancias y también llegamos a pesar de las llamadas telefónicas… ¡si no se entiende lo explico!”. Así comenzaba su oratoria el candidato a la presidencia del Partido Colorado, el ex fiscal Dr. Gustavo Zubia, quien se hizo presente en Salto el pasado sábado en el acto más grande celebrado durante el año 2023 en nuestro departamento, en apoyo como candidato a la intendencia de Marcelo Malaquina.
El domingo 30 de junio de 2024 cada partido político elegirá mediante el voto directo cuál será su único candidato como Presidente de nuestro país.
El Partido Colorado hoy lleva a 6 candidatos presidenciales, Guzmán Acosta y Lara, Robert Silva, Gustavo Zubia, Gabriel Gurméndez, Andrés Ojeda y Tabaré Viera; solamente uno de ellos será el candidato presidencial del Partido Colorado, pero al ser muchos candidatos y ninguno liderar las encuestas por diferencias considerables, es muy probable que el candidato sea elegido no por el voto directo, sino de manera indirecta, por la Convención Nacional del Partido Colorado.
Las disposiciones transitorias y especiales de la Constitución de la República, en su literal “W”, en su apartado “e)” establece: “El precandidato más votado será nominado directamente como candidato único a la Presidencia de la República siempre que hubiera obtenido la mayoría absoluta de los votos válidos de su Partido” (esto es el 50 % más un voto).
“También lo será aquel precandidato que hubiera superado el cuarenta por ciento de los votos válidos de su Partido y que, además, hubiese aventajado al segundo precandidato por no menos del diez por ciento de los referidos votos”. Y en el literal “f”, establece: “De no darse ninguna de las circunstancias referidas en el literal anterior, el Colegio Elector Nacional, o el órgano deliberativo que haga sus veces, surgido de dicha elección interna, realizará la nominación del candidato a la Presidencia en votación nominal y pública, por mayoría absoluta de sus integrantes”.
Esto significa que en el partido colorado puede darse que en junio del 2024 ninguno de los 6 candidatos presidenciables obtengan las mayorías requeridas constitucionalmente para ser proclamados, y lo deba elegir la Convención Nacional del Partido.
Esta situación puede ameritar que el candidato que obtenga mayor cantidad de votos de manera directa en las elecciones internas, pueda no terminar siendo el candidato a presidente y aquel que obtenga menos votos, podrá acordar con los otros candidatos no mayoritarios para que lo elijan como candidato a Presidente. De darse cualquiera de las dos hipótesis mencionadas, será algo histórico e inédito dentro de nuestra colectividad.
También de darse esta hipótesis, los acuerdos hoy existentes de ofrecer el número dos a la Cámara de Senadores serán potencialmente ilusorios, en virtud que ante un nuevo escenario excepcional se deberá de barajar y dar de vuelta, siendo el justificativo exacto para poder romper los acuerdos ya realizados.
En definitiva, observando el horizonte nos preguntamos: ¿Las llamadas fueron amenazas o consejos especulativos sobre posibles pactos políticos a futuro?