lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Latidos

¿QUIÉN CONTROLA?
Calle 18 de Julio desde Avenida Juan Harriague hasta Artigas- es una vía preferencial. Así se lo determinó en un momento en que además se le hizo una profunda reparación que llevó a retirar los adoquines que estaban entre Rivera y Artigas. El objetivo fue que se constituya una vía de ingreso rápido para las ambulancias teniendo en cuenta la emergencia del Hospital Salto. En ese sentido, solo se puede estacionar del lago derecho para no obstaculizar el espacio en caso de emergencias. Sin embargo un lector nos cuenta que en 18 de Julio –entre Cervantes y José P. Varela- se pueden observar a diario decenas de autos estacionados del lado izquierdo. Y entre Varela y Rivera (sobre todo en la tarde) ocurre lo mismo. “Pero se ve que nadie controla”, dijo.
INHABILITADOS
A propósito de los controles que ha incrementado Bromatología ante la proximidad de las fiestas tradicionales en lo que refiere a la venta de productos alimenticios en la vía pública, también INAC estará haciendo lo propio con la venta de carne o derivados, sobre todo en comercios de barrio. El Instituto Nacional de la Carne, aclara que para comprar carne se debe acudir a las carnicerías que son la que están habilitadas a hacerlo. Vuelve a recordarle a la población que los almacenes barriales no pueden vender milanesas, hamburguesas, chorizo y mucho menos carne porque no están habilitadas a hacerlo.
POZO PELIGROSO
Residentes en valle José Pedro Varela al 300, expresan su malestar por un pozo de gran profundidad que está en la mitad de la calle que ha generado rotura de caños del saneamiento y además constituye un serio peligro para quienes transitan en vehículos por esa zona que al intentar esquivar el bache se van contra los autos estacionados. “Venga usted mismo y vea Sr. Intendente y verifique que es verdad”, dijo uno de los residentes en esa cuadra que agrega que se han hecho varios reclamos y a pesar de estar a solo dos cuadras de la Intendencia no han obtenido respuesta alguna. “Yo lo felicito a Lima por arreglar los barrios, pero que no se olvide del centro”.
CALLECITA DE ADOQUINES
Por otro lado se hace referencia a que esa calle en cuestión es de adoquines. Los residentes en el lugar sostienen que los adoquines “no resisten más” a los vehículos actuales. “Ya pasó el tiempo de las jardineras, el alto tránsito que hay actualmente hace que estas vías coloniales no aguanten y comiencen a hundirse o a formar pozos”, como en el caso del Latido anterior. Agrega que si se la va a considerar una calle histórica, entonces que se restringa el paso de camiones o vehículos pesados que “rompen” los adoquines o provocan desniveles en la calle.
PALACIO DETERIORADO
Un ciudadano que sale a caminar por la ciudad, le gusta observar edificios y nuevas construcciones que se vienen haciendo en Salto. Sin embargo no todo es lindo de mirar, ya que con gran pena sostiene que el Palacios de Oficinas Públicas -ubicado en Artigas y Treinta y Tres Orientales- cada vez está más deteriorado. Recuerda que en el 2015 quienes integran la Comisión del Patrimonio anunciaron -junto a las autoridades del MTOP- que se iba a hacer una intervención urgente en el lugar, pero ya estamos casi en 2024 y nada. “Realmente da vergüenza ver en las condiciones que está un edificio ícono para Salto”, expresó.
UNA HISTORIA QUE SE REPITE
Cada vez que llueve con la intensidad que lo hizo en las últimas horas, hay zonas que se ven en problemas por la cantidad de agua que no se canaliza en forma adecuada e inunda calles y hogares. Se realizan limpiezas de canaletas para evitar que esto ocurra, pero la vegetación ha crecido mucho en las últimas semanas y se complica con la lluvia. Esto ocurre en Barrio Artigas, donde además las calles de tierra de la zona se transforman en un lodo resbaladizo tanto para motos como peatones. De hecho en la jornada de ayer, tres motociclistas cayeron en el lugar producto del barro que se forma con las lluvias.