lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

¿Cómo se diagnostica la apnea del sueño?

Colegio Médico del Uruguay
Por

Colegio Médico del Uruguay

157 opiniones

Dra. María Jesús Puche
Consejera Regional Norte del CMU
El diagnóstico de la apnea del sueño generalmente involucra una evaluación clínica y, en muchos casos, pruebas de sueño especializadas. Aquí hay pasos comunes en el proceso de diagnóstico:
-1 Evaluación clínica:
El médico realizará una revisión exhaustiva del historial médico del paciente, prestando atención a los síntomas relacionados con el sueño, como ronquidos fuertes, pausas en la respiración durante la noche, somnolencia diurna excesiva y otros problemas de sueño.
Se discutirán factores de riesgo, como el peso, la anatomía de las vías respiratorias y antecedentes familiares.
-2 Estudio del sueño en el hogar (polisomnografía domiciliaria):
En algunos casos, se pueden utilizar dispositivos portátiles para realizar un estudio de sueño en el hogar. Estos dispositivos miden parámetros como la actividad cerebral, el ritmo cardíaco, la saturación de oxígeno y los movimientos durante el sueño.
Este tipo de estudio puede ser útil para diagnosticar casos de apnea del sueño más leves.
-3 Polisomnografía en un laboratorio del sueño:
Para casos más complejos o cuando se necesita una evaluación más detallada, se puede realizar una polisomnografía en un laboratorio del sueño. Durante este estudio, se monitorean diversas funciones fisiológicas mientras el paciente duerme, incluyendo el EEG (electroencefalograma), el ECG (electrocardiograma), la respiración, los movimientos oculares, la actividad muscular, etc.
Este tipo de estudio proporciona una evaluación más completa de la calidad del sueño y ayuda a determinar la presencia y la gravedad de la apnea del sueño.
-4 Poligrafía respiratoria:
En algunos casos, se puede realizar una poligrafía respiratoria, que se centra específicamente en la monitorización de la respiración durante el sueño. Esto puede ser una opción más simple y menos costosa que la polisomnografía completa.
-5 Prueba de latencia múltiple del sueño (MSLT) y prueba de mantenimiento de la vigilia (MWT):
Estas pruebas pueden realizarse para evaluar la somnolencia diurna excesiva y descartar otros trastornos del sueño como la narcolepsia.
Después de completar estas pruebas, el médico revisará los resultados y determinará el diagnóstico. Si se confirma la apnea del sueño, se discutirán opciones de tratamiento que pueden incluir cambios en el estilo de vida, dispositivos de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), cirugía, o en algunos casos, dispositivos orales o tratamientos más especializados. Es crucial que cualquier diagnóstico y plan de tratamiento se realice en consulta con un profesional de la salud especializado en medicina del sueño.