lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Temporal de viento y lluvia provocó voladuras de techos, caída de árboles, autos aplastados y zonas sin electricidad

Pasadas las 22 horas de la noche del jueves, se desató una tormenta con fuertes vientos que provocó destrozos en toda la ciudad, cayeron árboles, volaron techos y se generaron daños. En entrevista con Josué Lima -Coordinador del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (CECOED)- quien aportó información al respecto.
VIENTOS SUPERARON LOS 80 KILÓMETROS
Lima señaló que los vientos registrados superaron los 80 kilómetros por hora, llegando hasta casi 100 kilómetros por hora, eso generó que varios árboles hayan caído en la ciudad y “unos 20 techos volaron” agregó. “Atendimos un centenar de llamados, fue azotada toda la ciudad, esta tormenta no fue como las anteriores que afectó a distintos puntos, sino que toda la ciudad se vio perjudicada, se vieron afectados muchos clientes de UTE, todo barrio Cerro por ejemplo, que hasta las 4:00 y hasta las 7:00 hubo gente que no contaba con energía eléctrica” informó. Personal del CECOED trabajó hasta ayer por la noche para solucionar distintos inconvenientes que aún existían, Lima explicó que “no se puede llegar a todos los hogares a la misma vez, pero damos la tranquilidad a la población que efectivamente llegaremos a todos, atenderemos a todos los llamados y trabajaremos para brindar soluciones, esperamos que rápidamente haya una respuesta para las familias que sufrieron voladura de techos”.
NO HUBO LESIONADOS
Además, hizo hincapié en que lo más importante es que no hubo tragedias que lamentar, no hubo personas heridas y que el personal del CECOED está preparado para responder ante estos temporales. “Venimos con varias semanas que fueron difíciles, con fuertes vientos, tormentas, y mucho trabajo, si miramos para atrás, CECOED supo responder en épocas de pandemia, de sequía, de inundación y ahora las tormentas fuertes, estamos preparados y también todas las instituciones que participan en los llamados para brindar soluciones a la población, tenemos un gran equipo que responde y trabajo en conjunto” destacó.
ZONA URBANA
Según indicó Lima, el casco de la ciudad es lo más afectado en este sentido, porque cuenta con árboles muy viejos, algunos con más de 100 años, también algunos son muy grandes, y eso provoca que los días de tormentas sean de gran peligro, no es un lugar seguro para transitar. “La gente tiene que tener precaución sobre esto, debe cuidarse” apuntó.
TORMENTA NO ESTABA PREVISTA
Por otro lado, consultado por si los pronósticos anunciaban este tipo de tormenta para el día de ayer, dijo que no, que no estaba prevista. Y añadió “los departamentos del norte del país, sufrimos las mismas consecuencias, pasamos rápidamente de una alerta amarilla a una alerta naranja, en menos de 20 minutos, y si no hay un equipo preparado, no sabes qué hacer” y siguió “a veces tenemos que tomar diferentes plataformas, no solamente Inumet, para poder llegar a algo certero, todo va cambiando totalmente y de forma rápida, esto no es echarle la culpa a nadie, pero hay que mejorar, el norte del país tiene que mejorar, para eso tenemos con el SINAE (Sistema Nacional de Emergencias) un sistema de alerta temprana, donde se trabaja con precaución, pero es muy difícil aplicarlo en el norte”.
RADAR METEOROLÓGICO
Para solucionar los inconvenientes con el cambio climático, y la incertidumbre de cuándo podría cambiar el clima rápidamente, Lima informó que “hay un proyecto ya armado, en el cual se pretende instalar un radar meteorológico en Pueblo Biassini, hace algunos años que se viene trabajando en eso, la propuesta fue realizada en el 2020, esperemos que se pueda concretar, sabemos que no es nada barato, es una gran inversión, pero es algo mucho más certero porque tendríamos información de 300 kilómetros a la redonda y
tendríamos la realidad del panorama, lo que daría a la ciudad de Salto, Artigas y Tacuarembó, también Rivera y Río Negro, otra perspectiva de las alertas, por lo cual es una
herramienta muy importante y nos urge, el cambio climático por mucho tiempo no se le dio importancia, y hoy se nota con inundaciones, tormentas, sequía, y hay que estar preparado para cada evento”.
MÁS DE 20.000
CLIENTES DE
UTE AFECTADOS
EN SALTO
Lauro López, referente del norte del país por UTE, aportó información detallada de la cantidad de clientes sin energía eléctrica en el norte del país durante la tormenta. “Rápidamente quedaron 9.000 clientes sin energía, y luego el número fue ascendiendo, finalizando en un pico de 20.600 clientes sin luz aproximadamente” destacó. Manifestó que, por motivo del viento y lluvia a la misma vez, se produjeron fallas en redes de media tensión, y eso provocó muchos cortes de energía. En el informe relevado en la tarde de ayer, quedaban para solucionar unos 3.600 clientes sin energía eléctrica. Personal de UTE trabajó intensamente para poder reestablecer el servicio a los clientes, la ciudad de Salto prácticamente quedó con la mayoría de los clientes operativos, entre personal de UTE y empresas contratadas, trabajaron unas 100 personas, según informó Lauro. “Tratamos de acelerar todo al máximo, creo que no vamos a poder reestablecer todo el servicio antes de fin de año, tenemos 180 postes caídos, los departamentos más afectados fueron Salto y Artigas, Termas del Arapey fue una de las zonas más afectadas, pero vamos a hacer lo posible para que la mayoría tenga energía eléctrica” finalizó.