sábado 18 de mayo, 2024
  • 8 am

Diputados y neutrales buscan soluciones para abaratar los costos en el fútbol

Clubes y neutrales de la Liga Salteña de Fútbol se reunieron ayer en la sede del fútbol con los diputados Omar Estévez y Álvaro Lima para encontrar soluciones a los problemas económicos que viven la mayoría de las instituciones en su afán por subsistir. Se plantearon las dificultades que se afrontan para pagar los grandes gastos, principalmente los de UTE y Policía y para ello se planteó entablar diálogo, por un lado con el Jefe de Policía, Carlos Ayuto, y luego en Comisión de Deportes en Cámara de Diputados para alcanzar la órbita ministerial.
Mayoría de los clubes de la Divisional A de nuestro medio y algunos de la ‘B’ pusieron en conocimiento de los costos que generan las pérdidas para participar de los campeonatos oficiales. Desde la ‘B’ expresaron que en la última fecha, jugada el pasado viernes bajo lluvia en horario nocturno, cada club tuvo que desembolsar 22.000 pesos solo para hacer frente a los gastos de seguridad de Policía. En la misma línea pero apuntando a las erogaciones que implica la iluminación, Salto Uruguay dio cuenta de que está pagando por mes aproximadamente 80.000 pesos entre lo que se genera en las instalaciones de la sede y su complejo Julio Pozzi. Estos costos son ineludibles para todos los clubes porque implican los días de entrenamiento nocturno en los diferentes campos de entrenamiento, tal como explicó la delegación de Progreso. Una de las ideas iniciales fue hablar con otras ligas del interior a través de OFI para ampliar el peso ante las autoridades competentes. En ese sentido se recordó por parte de Estévez que las ligas de la Confederación del Sur de OFI ya han gestionado al respecto, aunque reconoció que no tiene conocimiento de los resultados. Finalmente se decidió hablar con Ayuto para llegar al Ministerio del Interior y realizar un planteamiento en Deportes de Cámara de Diputados, donde ya se ha trabajado al respecto. Es primordial para el fútbol salteño reducir los costos más altos, que desde hace años no tienen solución, principalmente para los que cuentan con menores recursos, y que ahora también tienen que hacer frente a lo que genera la documentación habilitante para jugadores y para entrenadores.