domingo 26 de mayo, 2024
  • 8 am

Latidos

OBRAS SIN TERMINAR
Un lector opina que hay muchas obras sin terminar en Salto y eso hace que todo se extienda mucho más de lo que en realidad llevaría en relación al tiempo. Uno de los casos es la zona costera que si bien reconoce que la inundación ha generado retrasos, el avance es muy lento y la mejora integral que se ha anunciado no se concreta. Otro de los ejemplos es la obra sobre el puente 33. “No se ha culminado y los residentes del lugar insisten sobre los riesgos que existen”, dijo. Para el ciudadano no cuesta nada con que cada obra que se empieza se vaya terminando y además de garantías se brinde seguridad a los ciudadanos.
MÁS FLEXIBLES Y HUMANOS
Los encargados de la seguridad en el Hospital Salto es una empresa tercerizada que cumple muy bien su rol de prevención y protección a médicos y funcionarios, pero muchas veces pecan de falta de empatía para con los usuarios. Cuando una persona queda internada necesita de elementos varios para su tiempo de internación, pues la seguridad del centro asistencial no permite a familiares llevarle lo que necesita. Enfermeros deben intervenir para que los dejen pasar. “Está bien que controlen, pero deberían ser más flexibles y más humanos a la vez con ciertas situaciones que se dan a diario”, dijo un funcionarios en este caso de Medicina de Mujeres.
EVENTOS EN PLAZAS
Por otro lado una lectora señala que los eventos públicos y sobre todo con la actuación de artistas no deberían ser en las plazas. “Las plazas deben ser lugares seguros, cuidados y respetados”, dijo. “Salvo actos patrios, el resto de las actividades deberían prohibirse, ya que cada eventos que se autoriza es un riesgos de maltrato a canteros y estructuras. Este sábado se realizará una actividad con estudiantes universitarios que podría haberse hecho en otro espacio sin correr riesgos de roturas en plaza Artigas”, señaló.
PERROS SUELTOS
Este problema ha mejorado en la zona céntrica pero en los barrios, sobre todo en horario nocturnos persiste y con muchos riesgos. Un ciudadano que trabaja como delivery dijo que en Salto Nuevo (Solari e Itapebí), tres perros de gran porte lo hicieron caer de la moto y se le avalanzaron como para morderlo, de no ser por la intervención de un residente en la zona que les gritó no sabe como hubiese terminado el tema. “Es increíble pero en este trabajo hay que cuidarse más de los perros que del tránsito”, dijo el trabajador. Esa frase grafica lo que ocurre en determinados barrios y horarios.
NIÑA INVERNAL
La probabilidad es que el fenómeno meteorológico conocido como La Niña regrese este 2024 y se declare durante el invierno austral de este año, según pronosticó el observatorio meteorológico brasileño MetSul. Según la estimación más reciente del Centro de Predicción Climática (CPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés), existe un 85% de probabilidad de que El Niño llegue a su fin y el Pacífico Ecuatorial evolucione hacia una condición neutral en el trimestre abril-junio, que marcará el otoño y el inicio del invierno climático.
CABALLOS SUELTOS
En una zona muy peligrosa como lo es la avenida Manuel Oribe, muchos trabajadores en leñerías, hornos de ladrillos, recicladores o fletes de escombros, hacen pastar a sus equinos en predios que quedan a pocos metros de la vía vial. El problema es que muchas veces los animales logran desatarse y en busca de alimentos cruzan la avenida de un predio a otro. El problema no es del caballo, sino, de su propietario que no prevé que el animal no se suelte y no genera riesgos.