miércoles 29 de mayo, 2024
  • 8 am

Intendencia prioriza asistencia humanitaria ante la emergencia por avance de las aguas del río Uruguay

Por Andrés Torterola
La intendencia de Salto está realizando un despliegue de sus recursos humanos en un esfuerzo para atender a todas las personas evacuadas, según confirmó Josué Lima, coordinador del CECOED en comunicación con CAMBIO. El número de afectados asciende a casi 600, entre evacuados y autoevacuados. De estos, 155 evacuados están siendo asistidos directamente por la intendencia. Además, se estima que alrededor de 100 personas más se encuentran en las proximidades de sus hogares, se resisten a trasladarse a los refugios por temor a posibles actos de vandalismo.
ALIMENTACIÓN
Es importante destacar que estas personas también están siendo contempladas en lo que respecta a su alimentación, la instalación de baños químicos y el suministro de agua potable. La intendencia está trabajando arduamente para garantizar que todas las necesidades básicas de los afectados sean cubiertas, incluso aquellos que optan por permanecer cerca de sus hogares por motivos de seguridad.
ACCIÓN Y EJECUCIÓN
Este compromiso con la atención integral de los evacuados y autoevacuados refleja el enfoque humanitario de las autoridades locales frente a esta situación de emergencia. La coordinación logística actual se está llevando a cabo en colaboración con la Dirección de Desarrollo Social, se encargan de brindar asistencia a los evacuados que permanecen cerca de sus hogares, mientras que el CECOED se encarga de aquellos que se autoevacúan o son evacuados hacia refugios. Lima reconoció que el aumento repentino del caudal del río ha sido notablemente rápido, impidiendo que las autoridades se reúnan con la frecuencia necesaria, como se hizo en crecidas anteriores. En este contexto, se está priorizando la acción inmediata, ya que las personas afectadas requieren con urgencia la intervención y ejecución de medidas por parte de las autoridades pertinentes.
SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD
Es importante destacar que los datos precisos y actualizados sobre la situación se proporcionan posteriormente al Sistema Nacional de Emergencias (SINAE), una vez que se han recopilado y verificado adecuadamente. Este enfoque operativo busca garantizar una respuesta ágil y efectiva a las necesidades de la población afectada, reconociendo la urgencia de la situación y priorizando la protección y el bienestar de aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad debido a las condiciones climáticas extremas, indicó Lima.
UN MES MÁS
Lima destacó la coordinación con la policía en la realización de patrullajes en conjunto con la prefectura para prevenir actos de vandalismo. Reconoció que las condiciones climáticas son impredecibles y que se debe considerar la situación de cada familia que elige no acudir a los refugios por temor a posibles actos vandálicos. Se proyecta que el río alcance los 14,20 metros, afectando áreas altamente urbanizadas. Aunque se aguarda con optimismo el inicio del descenso del nivel del río, se estima que el retorno de los evacuados no ocurrirá hasta aproximadamente un mes, debido a la operación de regreso. Esto estará sujeto a la ausencia de nuevas lluvias o repercusiones de las precipitaciones en Brasil.