martes 25 de junio, 2024
  • 8 am

Graciela Piñeiro: “La sangría de yeguas es una práctica innecesaria en el Uruguay y se la debe prohibir urgente”

Por Andrés Torterola
Todos los años las yeguas pasan por la práctica del sangrado, es una forma de tortura, a nadie la parecerá bien que se le extraiga tantos litros de sangre a un animal que está preñado, dijo a CAMBIO la bióloga y paleontóloga de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República Graciela Piñeiro. Que las yeguas estén embarazadas implica que necesitan oxígeno que es llevado por los glóbulos rojos en la sangre, es decir que al realizarse el sangrado los animales no solamente quedan anémicos, sino que también la sangre queda con menor cantidad de oxígeno necesario para el animal. Después de someterse al sangrado, algunas yeguas muestran signos evidentes de debilidad, mientras que otras no presentan tales síntomas. Sin embargo, tras esta práctica, no se proporciona ningún seguimiento a estos animales, que experimentan abortos de manera recurrente cada año.
DIFICULTADES EN REPRODUCCIÓN
Piñeiro dijo que supuestamente el sangrado a las yeguas se hace para obtener una hormona que se usa en la reproducción de animales de consumo, de acuerdo con los estudios realizados con bibliografía específica sobre protocolos de reproducción en animales de consumo pueden ser vacunos, cerdos, ovinos y otros. La gonadotropina coriónica equina es la hormona que supuestamente se extrae de la sangre de las yeguas preñadas, ésta no fue tan efectiva en la cría de vacunos de acuerdo a los análisis de los artículos científicos. internacionalmente casi no se usan en los protocolos que se aplican en vacunos ya que se han encontrado algunas dificultades en la reproducción de vacas jóvenes, que es donde más se está usando en la actualidad.
REPRODUCCIÓN CON TOROS
Piñeiro dijo que con el estudio realizado de los protocolos concluyó que existe una hormona que es la prostaglandina que sí era muy usada por los productores sobre todo en Argentina y otros países de América del Sur. La profesional dijo que a raíz de esa información realizó una encuesta a los productores y manifestaron que no tenían que ver con esos protocolos y que ellos usaban toros para la reproducción de sus animales, el entore es la práctica habitual en Uruguay, sin recurrir a la hormona gonadotropina coriónica equina. También se hizo una encuesta ganadera que se puso a disposición de los productores online, solicitando la información de cómo reproducían a sus animales, fueron colocadas varias opciones sobre los protocolos más conocidos en Uruguay y nadie marcó el protocolo con gonadotropina coriónica equina.
HORMONAS
De los que usan protocolos los que más marcaron en la encuesta fueron los que utilizan otros tipos de hormona, que son importantes para aumentar la producción de óvulos, para que la reproducción sea más efectiva. Existe una publicación de autores uruguayos y argentinos que informan que existe un sustitutivo recombinante sintético es decir que no se necesitaría la sangre de las yeguas. Piñeiro dijo que alguna autoridad del Uruguay debería explicarle a la población, por qué es necesario realizar estas prácticas que en definitiva lo colocan a Uruguay en una consideración no muy buena.