martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Más desigualdad, mayor pobreza

Por Gustavo Chiriff
El gobierno de coalición actual, está caracterizado por mostrar desprolijidades que rozan en muchos casos la corrupción y un incremento en Uruguay de la desigualdad. Hoy tenemos una sociedad más desigual debido a la política económica neoliberal implementada por el gobierno. Para el Frente Amplio el combate a la desigualdad es sustancial, por eso el programa de gobierno 2025-2030 incluye propuestas que van en el sentido de construir una sociedad más igualitaria, combatiendo la desigualdad en todos sus planos. Hoy en Uruguay el 1% de la población tiene el40% de la riqueza, mientras que 550 mil uruguayos ganan menos de 25 milpesos líquidos, un Uruguay en donde crece el PBI, pero a su vez aumenta la pobreza y sobre todo la infantil. La pobreza infantil en Uruguay alcanza el 20%. Si bien la infantilización de la pobreza es un fenómeno estructural del Uruguay, los niños que viven en hogares pobres son muchos más en proporción que los adultos, la pobreza en general está en un 10%, la de los niños está en un 20%.
La desigualdad genera exclusión de las personas, exclusión de acceso a un empleo estable, de contar con una vivienda digna, de acceder a una buena atención de salud, la de lograr insertarse en el sistema educativo, y esto genera mayor pobreza y por consiguiente aislamiento social. Nuestro programa va en la dirección de atender en forma urgente programas y planes sociales, que tiendan a revertir la situación actual que viven miles de uruguayas y uruguayos.
En ese sentido, la construcción de un país integrado a nivel nacional, regional y local implica asumir las asimetrías y desigualdades estructurales de nuestros territorios, así como sus potencialidades, para procurar condiciones de equidad territorial e igualdad de oportunidades, construyendo un país donde sea bueno nacer y vivir en cualquiera de sus rincones.
Impulsaremos políticas de empleo juvenil que logren revertirlas desigualdades que se dan en el mercado de trabajo, especialmente aquellas vinculadas a la primera experiencia laboral y las desigualdades de género.
Implementaremos un plan integral con un conjunto de medidas urgentes (salud, educación, alimentación, vivienda, cuidados, transferencias) para que ningún niño, ninguna niña, nazca y crezca en situaciones de pobreza extrema, a la vez que se avance en cambiar sus causas estructurales.
Reduciremos de manera significativa la pobreza infantil en el quinquenio, con planes e inversiones sostenidas que permitan generar las condiciones para que ninguna niña, niño y adolescente viva en situación de pobreza.
Se realizarán acciones urgentes hacia la feminización e infantilización de la pobreza, como por ejemplo garantizando una renta básica de subsistencia a las mujeres y disidencias en condición de pobreza y sin ingresos propios, de carácter transitorio, acompañando el desarrollo de capacidades para la generación de ingresos.
Está demostrado que solo el Frente Amplio puede dar respuesta a las verdaderas necesidades de la gente, que tenemos un programa que va en esa dirección, por eso, este 30 de junio tenemos la oportunidad de comenzar a cambiar, hacia un Uruguay más justo y solidario.