lunes 17 de junio, 2024
  • 8 am

Se emiten recomendaciones ante cambios bruscos en temperaturas

Los cambios bruscos de temperatura puedan estar asociados a diversos factores. Sabemos que están influenciados por el cambio de estaciones y el cambio climático que altera los ciclos naturales. Lo cierto es que pasar del frío al calor o del calor al frío puede alterar y afectar la salud. El cuerpo tiene un sistema natural que regula la temperatura y depende del equilibrio entre la producción y la pérdida de calor. Cuando la temperatura baja, hay una reducción de humedad en el medioambiente, lo que favorece la proliferación de virus y bacterias.
CAMBIOS
Los cambios bruscos de temperatura favorecen a la aparición de enfermedades que afectan las vías respiratorias, principalmente en lactantes y menores de dos años, entre ellas se encuentran los resfríos, la gripe o influenza, la laringitis, faringitis, otitis, sinusitis y amigdalitis. La contaminación ambiental, el humo de tabaco, la quema de basura y el hacinamiento en lugares públicos como centros comerciales, supermercados, jardines infantiles, entre otros, son algunos factores que involucran también a la presencia de este tipo de enfermedades.
PREVENCIÓN
Para prevenir contagios, se recomienda el lavado frecuente de manos; cubrirse la boca y la nariz al estornudar y/o toser; evitar exponerse a cambios bruscos de temperatura, recintos cerrados y muy concurridos (supermercados, shoppings), espacios contaminados y ventilar frecuentemente los espacios, especialmente donde permanecen los niños.