viernes 19 de julio, 2024
  • 8 am

Los perros de Armando: El mejor perro

Armando Guglielmone
Por

Armando Guglielmone

18 opiniones

Armando Guglielmone Instructor canino –
educador etólogo Venta de ovejeros
alemanes de pedigrí Contacto y /o sugerencias : 098 539 682
Alguien me preguntaba hace poco que perro era el mejor, y la verdad, es que no sabía que responderle. Es que la respuesta que podía darle era ambigua ya que dependería de lo que necesitara, es que en los perros hay que pensar que la necesidad, hace al perro. Si el aspecto físico no es tomado en cuenta y nos basamos sola y exclusivamente en la necesidad tendremos que definir si lo que queremos es un perro de compañía, de guardia y protección o ambos. Descartando que todos deben ser correctamente jerarquizados tempranamente y adiestrados de manera correcta pues si no, no apreciaríamos su potencial, debemos tomar en cuenta que, pese a que la adiestrabilidad de unos es mucho mayor que la de otros, las capacidades estarán supeditadas a la tarea. Si lo que necesitamos es un perro para protección debemos valorar el posible riesgo que corremos y también donde vivimos. Si vivimos en un lugar que carece de fondo grande y no tenemos mucho espacio de sobra, aparte de que no tenemos afición a largas caminatas o correr acompañados por nuestro perro, funcionaría mejor un mastín napolitano que un ovejero belga. Es que mientras el primero tiene tendencia a ser bastante tranquilo el otro necesita hacer algo para mantener, sobre todo, una buena salud mental. El ocio puede desequilibrarlo y tornarlo destructivo, haciendo que vivir con el sea todo un reto. Si por el contrario tenemos una gran superficie, ahí sí, debemos decantarnos por una raza que sea muy activa, resistente y despierta como esta última. Ahora bien, el lugar donde vivamos también debe ser tomado en cuenta, no es lo mismo vivir en un barrio tranquilo y seguro que en uno, o cerca de uno, que diste de serlo. Es que el aspecto y la fuerza también hará que un perro sea el mejor, si lo que precisamos es mucho poder y disuasión, un rottweiler, por ejemplo, hará mejor tarea, sin duda. Aunque veamos en películas y documentales que los ejércitos y policías del mundo usan mayormente ovejeros belgas y alemanes no debemos creer que es por ser mejor en todos los aspectos que otras razas, lo que ocurre es que no es lo mismo cargar un perro de 30 kilos que uno de 45 o 50, o pretender que tengan la misma velocidad o agilidad. Acá se hace patente lo de la necesidad hace al perro, pero si precisamos poder de detención y mordida, el rottweiler lo superará ampliamente.
Para un perro de compañía, el mejor también estará supeditado a lo anterior, excepto en lo del barrio en que vivamos. Si somos activos, labradores o goldens serán los indicados, si no, el mejor será uno de pequeño tamaño, que, aunque pueda ser inquieto podemos proveerle desahogo en casi cualquier espacio. Debemos tener en cuenta todos estos aspectos para ahí sí, poder decir que el mejor perro, es el que mejor cumpla nuestras necesidades.