sábado 13 de julio, 2024
  • 8 am

Días después de la renovación

Pablo Vela
Por

Pablo Vela

70 opiniones

Por Pablo Vela
Meses, más de un año, fue el lapso de tiempo que nos tuvo recorriendo la ciudad casi en su totalidad y que nos sirvió para confirmar algunas sensaciones, conocer otras situaciones, entender ciertos malestares.
Lo cierto y concreto es que el Partido Colorado, en función de lo que sus votantes o de quienes habían sido sus votantes alguna vez, es más, para el salteño en general, debía generar alguna otra opción como para llegarle al desilusionado, al molesto.
No era tarea sencilla, porque hay vicios demasiados enquistados (de hecho ni siquiera pudimos empezar a tratar de desterrarlos), porque los modos, las formas de los políticos de turno no pasaban por la propuesta de ideas, de proyectos si no que iban directamente a la seducción puntual, al “dame que te doy”.
Sin embargo existió mayor ganas de crear ese nuevo espacio que el desgano de pensar en las cosas que vendrían (agravios, menosprecio, “los 4 de copas”, “la cooperativa”, por aquello de que la soberbia es mala consejera, etc.) pero nos largamos a la aventura igualmente.
Fuimos varios, fuimos muchos, que entendimos que Marcelo Malaquina merecía liderar esa nueva opción y comenzamos a recorrer pero por sobre todo a escuchar. Los reclamos se repetían, anotábamos, hablamos de todo y con todo aquel que lo quisiera hacer.
Y siguieron golpeando sin entender que ya el lunes pasado todos somos Partido Colorado por eso no se respondió, salvo la mentira desnuda que nunca se puede dejar pasar, el resto, serán opiniones y criterios pero mentir, ¡nunca!.
Hoy la sensación es la del deber cumplido en su primer objetivo: generamos ese nuevo espacio dentro del Partido Colorado y en poco más de 7 meses de oficializado el espacio “Malaquina Intendente” logró ser la opción elegida de miles de salteños pero además ser el sector elegido para comandar el Partido en lo que debe ser el rescate de Salto, el recupero de un departamento que siempre fue ejemplo en el país y hoy solo es ejemplo de noticias turbias. Claro y concreto: se pedía renovación.
Claro está primero definiremos nuevo presidente y representantes nacionales, que nos tendrán empujando al Partido Político más grande de la historia de éste bendito país.
Pero no podemos dejar de ir mirando ya de reojo el mes de mayo de 2025, ya debemos ir pensando como encastrar ideas, proyectos, formas y gestión con los socios de la Coalición Republicana para poder lograr el que para nosotros también es un objetivo importante, importantísimo.
Por mientras, agradecer, saludar y volver a agradecer a quienes nos acompañaron: votantes, referentes, delegados, todos quienes de una forma u otra supieron estar. Invalorable apoyo teniendo en cuenta que todo se hizo por convicción y con la razón; ¿pudo ser mejor nuestro aporte? Pudo, claro que sí, pero no dejamos de estar ni de haber colaborado con Marcelo Malaquina.
Idéntica conclusión para el triunfo del Dr. Andrés Ojeda. El respaldo al diputado Zubía fue abrumador colocando a Tercera Vía como el sector más votado dentro del “Ojedismo” y la 9007 de las listas nacionales más votadas. Señal clara de respaldo a la sinceridad, frontalidad y mucho trabajo de Gustavo Zubía que seguramente le permita estar en un lugar de mayor preponderancia en el próximo gobierno de Coalición Nacional.
Seguimos, esperamos que juntos, sigamos porque esto recién comienza.