viernes 19 de julio, 2024
  • 8 am

Genaro Cabrera visitó el estadio “Campeón del Siglo”: un sueño hecho realidad en su camino de recuperación

Por Andrés Torterola
La recuperación de Genaro Cabrera ha superado todas las expectativas. El trágico accidente ocurrido en enero, en el que fallecieron sus padres y su hermana debido al incendio del vehículo en el que viajaban, dejó a Genaro con graves quemaduras que requirieron atención inmediata y especializada. Fue internado en el Centro Nacional de Atención al Quemado (CENAQUE), donde recibió cuidados intensivos durante cinco meses. Gracias a los esfuerzos del equipo médico y al apoyo constante de familiares y amigos, el niño de 7 años ha mostrado una notable mejoría. Su fortaleza y espíritu de lucha han sido fundamentales en este proceso. Ahora, Genaro ha regresado a su ciudad natal, Salto, para continuar con su tratamiento y recuperación, rodeado del cariño de su comunidad.
EVOLUCIÓN POSITIVA
En Salto, continúa recibiendo la atención de las fisioterapeutas, psicólogos, pediatra, además tiene clases por zoom todos los días para ayudarlo a adaptarse y recuperarse por completo. En diálogo con CAMBIO, Leticia Cabrera, tía de Genaro, compartió detalles sobre la reciente jornada del pequeño. Ayer, Genaro asistió a un control médico donde los doctores informaron que su evolución es positiva, lo que trajo gran alivio y alegría a su familia. Además, vivió una experiencia inolvidable: fue invitado a visitar el Estadio Campeón del Siglo de Peñarol. Durante su visita, tuvo la oportunidad de conocer y tomarse fotos con los jugadores del plantel principal, así como con el director técnico del equipo, Diego Aguirre. Por otro lado, el ídolo del fútbol uruguayo Edinson Cavani le envió a Genaro un regalo muy especial: una PlayStation junto con varios juegos. Este gesto de generosidad por parte del reconocido delantero no solo sorprendió gratamente a Genaro, sino que también le brindó momentos de alegría y distracción durante su proceso de recuperación.
APOYO INCONDICIONAL
Leticia reveló que Genaro es un hincha apasionado de varios equipos de fútbol: Ceibal de Salto, Peñarol de Uruguay y Boca Juniors de Argentina. La visita al estadio de uno de sus equipos favoritos fue un sueño hecho realidad para él, y que fue una jornada de mucha emoción al estar rodeado de sus ídolos. La familia de Genaro expresó su gratitud hacia Peñarol y todos los que han apoyado al pequeño durante su proceso de recuperación. El niño debe concurrir mensualmente al Centro Nacional de Quemados (CENAQUE) para recibir tratamiento continuo. Afortunadamente, todas las heridas están cicatrizando de manera satisfactoria, lo que ha traído gran alivio y esperanza a la familia. La tía, destacó los avances en la recuperación, mencionando que el compromiso con las visitas regulares al centro ha sido crucial para este progreso positivo. La dedicación del personal médico y el apoyo incondicional de los seres queridos han sido fundamentales en este camino de sanación, concluyó.