sábado 10 de diciembre, 2022
  • 8 am

Calidad del agua del río Uruguay es buena de acuerdo a análisis realizados

Cada año Bromatología realiza toma de muestras de las playas del medio para verificar si están aptas para baños o hay que emitir alguna recomendación al respecto. Hasta el momento, -y en lo que va de la temporada-, la calidad del agua del río Uruguay en cualquiera de las playas habilitadas, Las Cavas, Salto Chico y las playas Del Lago, no han arrojado resultados que pongan en riesgo la temporada de baños. Tampoco el agua del río Daymán, ha experimentado cambios que ameriten no bañarse. Además de las muestras que se hacen a nivel de Laboratorio, la Intendencia maneja un sistema de advertencias con las banderas que se izan en la zona de playas habilitadas por parte de los equipos de rescatistas y este año se ha incorporado una APP que le indica al bañista que playa está habilitada y cual no está apta para uso recreativo. La aplicación se puede usar en cualquier teléfono móvil.
MONITOREO CONSTANTE
El monitoreo es realizado por la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) con la colaboración permanente de la Intendencia a través de los guardavidas. El organismo binacional envía los muestreos semanalmente en las localidades relevadas. Se recuerda a la población que debe prestar atención al color de las banderas y no ingresar al agua cuando no es aconsejable hacerlo.
Desde la CARU se realiza un muestro semanal sobre la presencia de: cianobacterias (algas tóxicas), coliformes fecales y Escherichia Coli, -bacteria que provoca problemas digestivos-.
Cuando el agua es color verde es porque hay presencia de cianobacterias que son las que en los últimos veranos ha generado dificultades en algunos balnearios del sur y este del país. En Parque del Lago, no se ha detectado hasta el momento la presencia de cianobacterias que lleven a generar advertencias a los bañistas.
Los equipos de guardavidas han recibido durante el año capacitación en base a problemas que pueden surgir con la calidad del agua de playas. Los conocimientos adquiridos hacen que en horario matutino y vespertino los funcionarios monitoren la situación, tarea que se realiza de forma permanente desde que se inició la temporada.