domingo 4 de diciembre, 2022
  • 8 am

Residentes en complejo habitacional molestos con las condiciones impuestas por el Ministerio de Vivienda

Por Andrés Ferreira.
CAMBIO dialogó con residentes de las viviendas del “Complejo Julio E. Suárez” -ubicadas en calle Apolón de Mirbeck casi Camino del Éxodo, recabando información en relación a molestias que existen ante los sistemas de pagos y prohibiciones que se les imponen a las familias que allí residen. Aseguran que “no son dueños de nada y es mentira que es una casa propia”, por las diversas obligaciones que deben de cumplir si no quieren ser multados e incluso desalojados.
FORMAS DE PAGO
Según algunas familias que hablaron con CAMBIO y que prefirieron no dar sus nombres, las formas de pago que tienen que cumplir no son bien redactadas al momento en el cual deben de aceptar o no el contrato. Aclarando la situación, una mujer dijo que específicamente la forma de pago es de acuerdo al sueldo que ingresa en la persona que tiene interés de habitar la vivienda, de ahí surgen los cálculos de cuantos años la puede pagar y cuál es el monto a cumplir en el pago mensualmente. En su caso específicamente tiene dos hijos que comenzaron a trabajar y se le comunicó que si los ingresos en la familia eran mayores, la cuota subiría su monto, de lo contrario los hijos tendrían que salir de la casa si quiere que todo siga igual. “No puede ser que le saquen dinero a mis hijos, yo soy “la dueña de la casa” no quiero que mis hijos me la paguen” dijo. Además de esto un hombre que se encontraba con su nueva pareja en la casa dijo que fueron a inspeccionar porque veían que no estaba viviendo solo, le comunicaron que si su pareja vivía allí tendría que aportar también y así con todo el que habite en la vivienda. “Si el día de mañana tengo que traer un familiar a vivir conmigo porque no tiene dónde, no puedo, esta no es mi casa aunque la esté pagando” agregó.
PROHIBICIONES
Por otro lado otra mujer manifestó que hay diversas prohibiciones para las familias que quisieran vivir allí. No pueden hacer remodelaciones, no pueden tener música, en definitiva no pueden tocar el hogar en nada. “Buscan de todas formas que una persona se canse y se vaya de la casa, eso es lo que ha sucedido en estos últimos tiempos, hay más de 3 hogares sin habitantes porque se fueron de cansados que estaban de vivir con condiciones” manifestó. Son varios los problemas con los que viven día a día en el lugar, a eso sumando los vecinos que denuncian frecuentemente y generan más mal estar entre los habitantes.
COMPLICADO
Para algunos residentes les resulta realmente complicado porque se jerce un control contínuo sobre que es lo se hace y que no se hace y señalan que cada vez que se entra o se retiran de la vivienda los responsables de cobrar se enteran de todo. ”Luego llegan las complicaciones y para mejor no te tratan para nada bien cuando te hablan” dijo un hombre. Entre todos los habitantes advierten que no es para nada conveniente ingresar en una de estas viviendas porque no van a poder ser dueños de hacer nada sin que los controlen o multen, estarán condiciones a vivir como los responsables de las viviendas quieran, de lo contrario tendrán consecuencias.