martes 5 de marzo, 2024
  • 8 am

Estudios determinan que dentro de unos años Salto podría quedar sin gran parte de sus playas

Por Daniel Spinelli.
La erosión avanza. Y en solo pocos años a esta parte se ha llevado consigo gran parte de la costa de Salto e incluso ha dejado al descubierto raíces de árboles centenarios, muchos de los cuales han caído producto de este fenómeno. La erosión es consecuencia directa de las maniobras que realiza la represa de Salto grande, las múltiples crecientes del río Uruguay y la falta de un sistema de protección de la costa que no le permitiera al agua generar grietas y llevarse tierra y piedras que termine con la costa. Hace algunos años un grupo de ciudadanos comprometidos y preocupados por el avance de este fenómeno se juntaron bajo el nombre “Salvemos la costa de Salto” y realizaron gestiones para lograr que desde la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande llegaran recursos para la reconstrucción del murallón de playa Las Cavas que había sido destrozado por el agua. Sin embargo el tema va más allá y para lograr una solución a corto plazo se requiere de inversiones que Salto no puede afrontar.
¿ALGO HABRÁ QUE HACER?
La erosión no es un tema solo de Salto, sino que también es un tema que preocupa a la vecina ciudad de Concordia y se han visto daños provocados por este fenómeno en las costas de Paysandú y en algunas zonas puntuales aguas arriba de la represa. Las constantes maniobras de Salto Grande en relación a la altura del río, generó con los años que las costas tanto de Salto como de Concordia sufrieran las consecuencias y perdieran metros de playas y zonas de bosques y montes. Un estudio realizado por estudiantes de la Facultad de Ciencias, determinó que de no intervenir en la detención de la erosión, en pocos años más Salto podría perder gran parte de sus playas. Ya hay montes cercanos a la represa donde la bajante del río Uruguay deja al descubierto una zona devastada, con troncos de árboles caídos y especies de cuevas de tierra que se van socavando el suelo. Los intendentes de Salto y Concordia (Andrés Lima y Enrique Cresto) en su momento presentaron un plan de reconstrucción de la costa con aportes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero el tema no tuvo andamiento.
MURO EXTENSO
Se necesitarían varios kilómetros de muro que vaya desde Salto Grande hasta la zona de Arenitas Blancas, solo para el caso de Salto. La inversión es muy alta y sin aportes internacionales no es posible ejecutarla. Actualmente las playas de Salto muestran restos de piedra y arena que son producto del arrastre que al agua hace desde las barrancas. La investigación desarrollada por los universitarios indica que la intervención debe ser una prioridad ya que imágenes de hace unos 10 años atrás, muestran espacios de costa que hoy ya no están. Esto determina que dentro de unos años más, habrá montes, árboles y lugares históricos que desaparecerán y no es posible que los salteños sean solo espectadores de lo que ocurre con sus costas.