Lunes 28 de septiembre, 2020
  • 8 am

Salteño: Nacional confirmó y Universitario lo robó de visita

Los dos primeros juegos de series de semifinales en las dos llaves; Nacional-Juventus y Ferro Carril-Universitario, dejaron aspectos muy distintos.
En primer lugar, la confirmación de Nacional de ratificar credenciales para ir por un nuevo título con un plantel que sabe de memoria el libreto, pero cuando no lo interpreta corre riesgo de perder sin reacción como le pasó en un partido ante Ferro Carril cuando expulsaron descalificaron a su entrenador, José Luis Testa. En el primer cruce, el coach supo como sorprender a Juventus, primero con una formación titular inusual con relación a la temporada y después siendo dominante manejando el partido con solvencia.
Esto ante un Juventus que tuvo momentos, sobre todo en el primer cuarto, y con un liderazgo ofensivo de Bruno Bellacci pero sin un socio. Nacional no se caracteriza de ser un equipo de grandes, quizás Juventus puede tener un “mayor” peso interno pero sus combinaciones son frágiles sobre todo del lado de Gastón De Los Santos. El potencial que tiene el alero pívot lo desprecia cargándose de faltas personales que le generan abandonar partidos antes del final. Y en etapa de playoffs, y más ante Nacional, esta es una ventaja que no se puede permitir. Santiago Fletcher, Bruno Da Rosa, pueden ser opciones en la pintura pero no resuelven. En el traslado, Baranov y Sequeira necesitan correr más y elegir mejores tiros para condicionar la defensa rival. Pero el gran problema que tiene el equipo sin las faltas personales, y más con árbitros capitalinos que no permiten excesos y sancionan lo que todo el mundo menos algunos árbitros locales sobre todo en temporada regular.
¿Juventus puede ganar? Si, pero ya son dos partidos que tiene que hacerlo para llegar a la final.
En la restante llave; Universitario dio el zarpazo. Venció a Ferro Carril de visita en el Polideportivo, y ahora le toca ratificar lo hecho allí de local en una semana. En el partido llegó a tener diferencias de 10 puntos, manejarlas, jugando medio tiempo en modo playoffs. Con carácter, metido, no dejando espacios con un fino Eduardo Tauré con 10 o 12 puntos corridos para liderar la ofensiva en el primer tiempo y darle ventaja.
Ferro Carril jugó condicionado, apretado, tuvo en Juan Toriani al tirador, pero el peso interno fue escaso. Ni siquira lo pudo solucionar la veteranía y los centímetros de Luis Cuelho. De no haberse apresurado Universitario en ocasiones, sobre todo en el tercer cuarto, la “U” debió ganar con más holgura.
Hubo puntos salientes en Universitario, el enorme partido de Enrique Posada, el carácter de Santiago Borges, sin titubeos, pero la muy buen nota de Natanael Rodríguez que dejó su timidez de lado para atacar la pintura y la confianza de Antonio Núñez en momentos claves al igual la que tuvo Dante Magnone con su ingreso. Peña es un revulsivo importante, y Tauré el líder que marca cuando resolver para salir de situaciones complicadas. El carácter de Universitario le hizo poner la serie adelante, pero además la menara en que llegaban a este primer cruce. Ferro se quedó en entrenamientos, y Universitario los combinó con amistosos. Nada dice que esta serie se vaya a terminar en dos juegos, pero se juntó un antecedente que puede terminar con ella y no sorprendería.