Jueves 24 de septiembre, 2020
  • 8 am

Colonización facilitó radicación de 210 productores familiares

El Instituto Nacional de Colonización adquirió 8.121 hectáreas en 2019 con una inversión de 28 millones de dólares, informó la directora del organismo, Jacqueline Gómez. A lo largo del año, agregó, fueron abiertos varios llamados por un total de 13.000 hectáreas, que fueron adjudicadas a 210 familias en la modalidad de unidad de producción familiar o emprendimiento colectivo. Unas 1.700 familias se presentan al año, destacó.
“En los últimos 15 años de gestión se invirtieron más de 300 millones de dólares y se desarrollan 3.647 emprendimientos económicos por parte de 5.583 colonos. En la actualidad, el organismo cuenta con 610.304 hectáreas de tierra, 62 % de las cuales son de propiedad estatal y el resto arrendadas”, indicó la presidenta del Instituto Nacional de Colonización, Jacqueline Gómez, a la Secretaría de Comunicación Institucional.
“Incorporar tierras al Estado y brindar oportunidades a nuevas familias para fortalecer los sistemas productivos y su proyecto de vida estable es la línea de trabajo esencial mediante llamados abiertos y mecanismos transparentes”, sostuvo.
La jerarca informó que en 2019, en la misma línea estratégica que impulsa el Instituto desde 2005, se incorporaron 8.121 hectáreas y se aprobaron llamados por 13.000, que fueron adjudicadas a 210 familias en la modalidad de unidad de producción familiar o emprendimiento colectivo.
Colonización invirtió 28 millones de dólares en el correr del año pasado en todo el país, con fuerte énfasis en Rocha, donde fueron incorporadas unas 3.000 hectáreas. De ellas, más de 2.000 fueron adjudicadas a través de llamados. También se incrementó la presencia en Rivera, Río Negro, Canelones, San José, Paysandú, Durazno, Treinta y Tres y Flores.
“Sigue existiendo una demanda muy alta de acceso, se presentan 1.700 familias por año, lo que implica que queda una cantidad importante por las cuales responder en el medio rural, que están dispuestas a cumplir con las obligaciones ambientales, productivas y económicas. Los productores ganaderos son la mayor parte (35 %) de la superficie del Instituto, seguidos de la lechería (50 % trabaja en tierras arrendadas). También se trabaja con productores granjeros y hortícolas, con una inversión importante en infraestructura”, describió Gómez.