Viernes 28 de febrero, 2020
  • 8 am

Jóvenes denuncian por golpiza a policías del PADO: “Pichis, se les acabó el recreo”

Dos menores de edad denunciaron a policías del servicio PADO (Programa de Alta Dedicación) de la Jefatura de Policía de Salto por detenerlos de manera irregular y golpearlos al grito de “pichis, se les acabó el recreo”. El hecho tuvo lugar el sábado en la madrugada en la avenida Barbieri y Osimani y Llerena cuando los adolescetes -de 15 y 17 años- fueron detenidos por los efectivos.

ABUSO DE AUTORIDAD

Evelyn García, es madre de Lucas -un joven de 17 años- que estudia y trabaja como operador de radio y que la noche del viernes salió con un amigo y volvía tarde hacia su casa cuando fue víctima del supuesto abuso policial. La mjer contó a CAMBIO los hechos:

“Me llaman para decirme mi hijo estaba en la seccional Primera de Policía. Ya había pasado por el Centro Médico, donde le habían puesto suero y calmantes por los golpes que había recibido. Mi hijo me cuenta que los interceptó una camioneta del PADO. Les dijeron que se pongan contra la camioneta y los hicieron abrir de piernas de una manera que según cuenta ya no le daban más las piernas. Ellos preguntaban que pasaba, confundidos, él y su amigo que es menor también”, cuenta García. “Yo hablo por mi hijo porque el otro chico está aterrado. Quiero hablar del tema porque se que este no es el único caso y porque me parece que han hecho un abuso total de la autoridad como policías. Si bien le pueden pedir la cédula, está bien por la hora, pero me parece que no está bueno que los traten así. Mi hijo estudia y trabaja y la verdad que pasó un muy mal momento”, dijo.

ANGLO

TROMPADAS EN LAS COSTILLAS

“A mi hijo lo trataron de “pichi” continuamente, al igual que “se terminó el recreo” le dijeron que los iban a tratar como pichis porque eso es lo que son”, cuenta la mujer. “Cuando lo soltaron después de pegarle un total de cinco trompadas en las costillas, fue a parar al Centro Médico donde le llegaron a hacer placas para corroborar si tenía alguna fractura. Estamos muy indignados y queremos que esto se sepa, porque uno espera que la policía lo cuide a uno como ciudadano honesto de este país. Hablamos por todos los padres que también han pasado estas situaciones y que por miedo no se animaron a salir a contar su historia. No queremos que esto quede así, no está bueno, nuestros hijos no se merecen ser golpeados en la calle, ni el Papá ni yo jamás le pegamos”, señaló. “Queremos que se tomen cartas en el asunto, que estos policías reciban un sumario mínimamente. Me extraña que teniendo protocolos y tests psicológicos para ingresar a la policía, no se den cuenta de que están tratando con jóvenes y que los agredan de esta forma”.

DENUNCIA PENAL

Evelyn García, ya realizó la correspondiente denuncia sobre estos policías su abogada es Miguela Guarino, y adelantó que también van a realizar una denuncia en INAU porque los jóvenes atacados son menores de edad. Aclaró que este tema no tiene nada que ver con la política.

“Quiero aclarar que esto no tiene nada que ver con la política, porque la gente a veces se fanatiza. Yo no soy del Frente Amplio y tampoco pongo a ningún partido político en el medio, acá se trata de un total abuso del poder donde no tiene nada que ver el color político. Espero que se tomen cartas en el asunto porque esto no vamos a quedar así, este hecho no va a quedar impune y vamos a seguir difundiendo”. García no descartó la posibilidad de realizar una marcha en repudio a estos hechos y en procura de una solución pacífica y menos violenta a la inseguridad.

“LO QUE HAY ES UNA

“INFORMACIÓN DE URGENCIA”.

Al respecto, el sub jefe de policía, Comisario Mayor Adolfo Cuello, dijo a Cambio que lo que hay es que tenemos una denuncia por maltrato y abuso de funciones, en un hecho ocurrido a las 3 y algo de la madrugada del pasado 8 de febrero, y del que la policía tomó conocimiento a las 05.00hs.

“Una vez se recibió la denuncia, que actualmente está en la órbita de la fiscalía a cargo del Dr. Augusto Martinicorena, la policía activó una “información de urgencia”, dijo.

Según explicó, este trámite es el paso previo a la investigación administrativa, y lo que tiene como característica es que el decreto 500 prevé que hay que hacerlo dentro de las 48 horas, a efectos de colectar lo más rápido posible, todos los elementos de prueba que puedan existir, a los fines de diligenciar mejor la investigación. Cuello confirmó que los funcionarios denunciados actualmente están en funciones