lunes 20 de mayo, 2024
  • 8 am

IMAE cardiológico de Salto va efectuando más de 1.400 procedimientos con un alto nivel de resolución de casos

 
En la jornada de hoy se cumplen dos años y medio que comenzó a operar en Salto el Instituto de Medicina Altamente Especializado en el área de Cardiología y los resultados avalan un proceso de trabajo constante y exitoso. Se van realizando más de 1.400 procedimientos de los cuales más de un 98% se han resuelto por vía de la angioplastia logrando resolver los cuadros de infarto agudos de miocardio. El centro que tiene su planta física en el segundo piso del sanatorio Uruguay, ha tenido una evlocuión positiva y los balances que se han hecho al año y dos años de funcionamiento han arrojado resultados muy potables en cuanto a la función del IMAE en la región. En cuando a la procedencia de los pacientes se establece que un 58% provienen son derivados del ámbito privado y un 40,7 de ASSE.
SERVICIO NECESARIO
Los avances que ha significado para Salto y la región litoraleña desde el punto de vista de la medicina altamente espacializada el hecho de lograr la instalación del centro en Salto, han sido muy fundamentados. Antes, una persona que sufría un infarto agudo de miocardio, debía ser trasladado de urgencia a Montevideo y muchas veces sus posibilidades de vida o consecuencias eran muy negativas. Al ser ahora, asistido en menos de tres horas del evento y lográndose la solución de la arteria obstruída mediante colocación de stens, ha mejorado la calidad de vida de quienes viven al norte del río Negro. La mayoría de las intervenciones del centro, que funciona en la órbita del Centro Médico pero que es filial del Centro de Hemodinamia del Sanatorio Americano, se lograron corregir mediante angioplastia o cateterismo. Y un porcentaje menor de pacientes fue derivado a la capital del país para la cirugía cardíaca. El equipo en Salto funciona con los Hemodinamistas Dres. Sebastián Olaizola y Rodrigo Abreu y la asistencia en sala, pre y post intervenciones de los Dres. Alejandra Spinelli y Diego Tambucho. Todos comandados por el equipo del centro madre que se ubica en Montevideo y cuyo jefe es el Dr. Tomás Dieste.
ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR
Si embargo el hecho que el centro salteño haya intervenido a casi 1.500 pacientes y que para fin del 2020 podrían ser casi dos mil, no es un dato que enorgullece, sino que genera preocupación en el ámbito médico. La cantidad de personas que deben someterse a los beneficios de la angioplastia tras hacer un infarto o sentir dolor, habla de la incidencia que tiene la enfermedad cardiovascular en el Uruguay. Más allá de contar con un servicio que es vital para la asistencia antes de las tres horas que siguen a un infarto y de poder resolver el problema sin tener que pasar por la cirugía, se apunta a la concientización de una vida más saludable. Fundamentalmente se pone foco en aquellos factores modificables como el tabaquismo, la obesidad y el sedentarismo, que inciden notoriamente en la enfermedad cardíaca. Los médicos consideran que no se ha tomado conciencia de la incidencia que tienen estos factores desencadenantes de patologías crónicas.