Jueves 4 de junio, 2020
  • 8 am

Con esperanza y convicción de alcanzar la Intendencia

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

197 opiniones

Dr. Álvaro Lima
Diputado por Salto
Frente Amplio
El tiempo está partido entre la actividad parlamentaria que va cobrando forma y el ineludible compromiso departamental para que Salto siga siendo un lugar que motive a vivir cada vez mejor.
La robustez en infraestructura que podemos apreciar cada día, ha sido producto de una constante búsqueda del bienestar de toda la población.
Se han construido calles en hormigón en distintos puntos de nuestra ciudad. Íntegras y que cobijan una inversión importante para una administración que no ha contado con su presupuesto propio.
Calles Bilbao, Grito de Asencio, Diego Lamas, Acuña de Figueroa, Larrañaga, Avda. Blandengues, Catalina Harriague de Castaños, la etapa que está culminando de Avda. Reyles; son algunos de los avances y obras que la gente encuentra con solo deslizar la mirada.
Asimismo, son varias las rotondas hechas también en hormigón, que le han dotado de seguridad y calidad en puntos neurálgicos de gran tránsito de vehículos.
Y en el centro de los recursos, varios puentes son los que se han construido en éste período que aún no ha finalizado pero que promueve la reelección de Andrés Lima.
Puente sobre el Paso Nuevo, histórico luego de 70 años de cruzar a pie que además posibilitó unir dos Municipios extensos en su geografía: Mataojo y Colonia Lavalleja.
Paso de la Herrería fue remodelado y construido a nuevo en el actual período de gobierno frenteamplista o el puente en los accesos a la localidad de Puntas de Valentín y qué decir del puente de ingreso a la localidad de Sarandí de Arapey.
La ruralidad salteña ha acercado su vida, su sentir, su rostro, su espíritu a un equipo de gestión que sin duda alguna viene siendo constante en encontrarse con las poblaciones y tejer anhelos de progresar solucionando aquello que antes fue un obstáculo.
La colaboración con ASSE que ha permitido recuperar policlínicas en su capacidad edilicia o en algún momento facilitar el acceso de personal médico; ha estado siempre presente.
Es que ahí radica el signo que diferencia a la actual administración y a quien aspira a volver a ser Intendente de todo Salto.
Perseverante en su accionar como en su ideario de propuestas que no descansan aún, cuando las adversidades se atraviesan en el horizonte.
Con esperanza y confianza todo es posible. La gente lo va confirmando con su apoyo y presencia de cada día.
Hace unos días en barrios Mi Tío, Malvasio o Jardines, una multitud recorrió las calles acompañando el cambio continúa. La vecindad salió al cruce, alentó, levantó su bandera y brindó afecto y calidez a quien quiere ser otra vez jefe comunal.
Hay sensaciones que nos envuelven en nuestra tarea diaria. Casi todas confluyen en un deseo que va cobrando fuerza y se está manifestando.
En barrio Macció con un espléndido acto, en cada asamblea que nos tiene como uno más y en otras que sabemos se van construyendo, en cada uno de esa veintena de grupos armónicos detrás de un objetivo o en una esquina cualquiera: se afirma la sensación que podemos lograrlo.
Alcanzar la Intendencia. Afianzar un proceso de cambio y más vida para la gente de Salto. Estamos más cerca y solo hay que ir. Con confianza y esperanza.