miércoles 29 de mayo, 2024
  • 8 am

Uriarte se juega la primera pulseada ante Economía

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en un país agroexportador como el Uruguay, tiene una relevancia superlativa en el contexto ecónomico teniendo en cuenta que es el generador de divisas que luego se distribuyen en la sociedad. Pero lo real es que es un ministerio que mayoritariamente ha tenido que ceder ante el Ministerio de Economía y Finanzas.
En la alborada de un nuevo período de gobierno, se plantea la primera pulseada entre ambos ministerios. Por un lado la ministra Azucena Arbeleche analiza el incremento de las tarifas públicas, mientras que por otro lado, el principal del MGAP, Carlos María Uriarte, ha solicitado se «dilate» esta situación, asumiendo que este ajuste se concretará le guste o no.
Luego de la reunión con las gremiales agropecuarias por el déficit hídrico que afecta el sur y este del territorio nacional, el ministro Uriarte dijo a la prensa que el incremento de las tarifas públicas «es un tema que está arriba de la mesa desde hace unos meses», recordó que este ajuste lo debería haber realizado el gobierno anterior y que la concreción del mismo «va en contra de las promesas que se habían realizado, de hacer incluso una rebaja».
El jerarca admitió que «parece poco probable que no haya un ajuste, pero estamos pidiendo que se dilate en el tiempo para no afectar la época de la cosecha».
El vocero de las gremiales agropecuarias y principal de la Asociación de Cultivadores de Arroz, Alfredo Lago, señaló que se le ha solicitado al ministro del rubro «que sea el interlocutor nuestro en la consideración de la forma más sensible posible» pensando en la afectación que tendrán los cultivos de verano: soja, maíz y arroz, una suba en el precio de los combustibles.
Lago explicó que se ha solicitado que dicha suba se postergue en el tiempo de manera de no comprometer aún más «la ecuación en base a un incremento de costos en estos momentos».
Déficit Hídrico
Finalizado el encuentro con lasgremiales agropecuarias, Uriarte dijo “estamos muy alerta con esta situación, ya que los productores nos trasladaron diversos pedidos al respecto y los pronósticos hacen que esta situación de altas temperaturas y ambiente seco se extienda un poco más y eso va a agravar la situación”.
Al respecto, dijo que “estamos haciendo un relevamiento de esta situación, previendo herramientas para implementar”.
Aun no es una situación general, sino que está acotada a ciertas partes del país, en su mayoría del sur, “con soja que está siendo enfardada porque no tienen potencial de rendimiento y maíces también, con abortos de soja en el este del país, lo que compromete el rendimiento del producto, y el arroz pasando por serias dificultades”.
Según sus consideraciones, quizás el problema más importante es en la producción láctea, que se está quedando sin fibra para darle a su ganado y probablemente la ayuda sea a través de la comida. “Estamos evaluando si la ayuda será a través de alimento o de dinero para que ellos puedan resolver”.
El pastoreo en rutas es otra de las medidas que se están evaluando.