domingo 4 de diciembre, 2022
  • 8 am

¿Había miseria?

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

131 opiniones

Por Leonardo Vinci.
Don Emilio Frugoni fue un Escritor y político uruguayo, fundador y principal dirigente del Partido Socialista del Uruguay por el que fue diputado en varias legislaturas. Abogado y escritor, ejerció como catedrático de Legislación del Trabajo y Previsión Social en la Facultad de Derecho, Institución de la que era decano al ocurrir el golpe de estado de 1933, cuando el ex Presidente batllista Baltasar Brum se inmolara.
Tras una breve resistencia al gobierno de Terra, las autoridades policiales lo hicieron prisionero, para posteriormente expulsarlo a Buenos Aires, donde permaneció durante algunos años. Con el restablecimiento de la democracia, fue nombrado ministro plenipotenciario ante la Unión Soviética entre 1944 y 1946, una experiencia que marcó su vida y que dio origen a una de sus obras más destacadas, La esfinge roja.
Los comunistas uruguayos jamás le perdonaron que desnudara el «paraíso socialista» y mostrara el verdadero rostro de una infame dictadura.
En su famoso libro, Frugoni se pregunta ¿Se ven mendigos en Moscú?
«Yo llegaba con el recuerdo desagradable de las formas que asume la mendicidad en El Cairo y en Teherán, donde nubes de pordioseros andan por todos lados. Y no pude menos de advertir la diferencia: en la capital de la U. R. S. S. los mendigos no abundan en tanta profusión.
Pero había mendigos.
La gente más modestamente vestida casi nunca vestía andrajos, sino ropas raídas, eso sí, por el largo uso, y de burda o imperfecta confección.
No se veía por ningún lado el exacto equivalente de aquellas mujeres mendicantes de Egipto que, con sus negros mantos v sus críos en los brazos detienen a cada instante en la calle y persiguen plañideras y obstinadas hasta que dejáis en sus manos alguna moneda. Ni aquellos chicuelos desharrapados que como bandadas de sucios gorriones andan todo el día de un lado para otro en los parajes centrales pidiendo o merodeando en torno de los cafés o restaurantes, a la pesca de algunos centésimos o de alguna cosilla para comer.
Pero había mendigos en Moscú.»
Y ahora cabe preguntarnos ¿Había miseria en el Uruguay del Frente Amplio?
Durante años escuchamos que se habían terminado las situaciones vergonzantes. Ya no había niños comiendo pasto y nunca el BPS había tenido tantos cotizantes.
Resulta que tras asumir el nuevo gobierno, una pandemia azota a la humanidad y golpea las puertas del Uruguay.
Y como por arte de magia hay que buscar refugio inmediato para 3.000 personas abandonadas en las calles.
Los nuevos ministros deben encontrar recursos para duplicar el monto de 90.000 tarjetas del MIDES.
Sólo en marzo se van presentado 60.000 solicitudes para el seguro de desempleo. Hay un déficit fiscal del 5 % y la deuda externa es astronómica.
Y ante este panorama, quienes gobernaban hace un mes piden una asignación especial para 320.000 hogares.
Volvemos entonces a preguntarnos ¿Había miseria en Uruguay durante el gobierno del Frente Amplio?
SÍ. HABÍA.