domingo 27 de noviembre, 2022
  • 8 am

«Para desarrollar a los niños lo que no debe faltar son entrenamientos”

Jugador y entrenador del básquetbol de Universitario, Enrique Posada es una palabra de referencia previo a una temporada que está en borrador pero que promete crecer. El DT de formativas del rojo habló de su trabajo con los chicos y la realidad de los grandes.
«Ante esta incertidumbre, lo único claro que tenemos es que debemos quedarnos en casa. Por lo tanto tenemos a los niños privados de la actividad en los clubes, pero hoy la técnologia nos está permitiendo acceder a distintos ejercicios tanto con pelota, como físicos y en espacios reducidos. Con ganas pueden seguir trabajando de manera divertida, y es muy valorable que tanto los entrenadores salteños como de otros lados estén diariamente compartiendo actividades por las redes sociales. En Formativas, Salto actualmente cuenta con buenos técnicos de básquetbol y preparadores físicos formados, esto sin dudas conlleva a que se esté realizando un buen trabajo.»
«Para desarrollar a los niños competentes, lo que no deben faltar son entrenamiento, los clubes deben tener profesionales que los trabajen técnica y fisícamente, competencia tanto local como litoral-norte, amistosos con Concordia, o sea equipos de mayor nivel. Los viajes contribuyen con la madurez del niño y principalmente entender el espíritu de trabajo colectivo. La orientación con apoyo sicológico hoy en día a nivel local estamos en el debe, los niños necesitan apoyo en distintos temas».
EN PRIMERA
En cuanto al básquetbol de primera, estas últimas temporadas jugamos sin fichas de extranjeros y ni nacionales. El Salteño que recién finalizó, permitió la llegada de una ficha de otro lado como por ejemplo jugadores desde Montevideo. El lado positivo por así decirlo, fue que brindó la posibilidad a que los más jóvenes se puedan foguear a temprana edad. Por otro lado, lo malo es que algunos lo logran sin realizar mucho esfuerzo y dedicación. Años atrás habiendo más jugadores de nivel, para tener un lugar en el equipo de primera un joven de 15 años tenía que ser un fenómeno. Ahora tienen más oportunidades. Lo económico juega también para traer esas fichas que aportan lo suyo, pero a la gente le gusta el espectáculo y apoyan asistiendo toda la temporada. Este año el marco de público fue bueno en play offs.»