sábado 26 de noviembre, 2022
  • 8 am

Ya son más de 50 las ollas solidarias que se elaboran en Salto para mitigar la situación actual en muchos barrios

En el contexto de aislamiento social que generó la emergencia sanitaria producida por el coronavirus, distintas organizaciones sociales y académicas crearon Acá Estamos UY, una plataforma digital que articula iniciativas ciudadanas y conecta a quienes precisan ayuda con aquellos que quieren ayudar. La propuesta incluye un mapa que georreferencia las iniciativas, y permite encontrar rápidamente necesidades o soluciones. Desde la Unidad de Extensión de la Udelar, se realizó un relevamiento en conjunto con Desarrollo Social de la Intendencia de Salto, para identificar la cantidad de ollas y poder contribuir en elementos que faciliten la entrega de la comida y la higiene de los espacios destinados a la cocina.
RECOMENDACIONES
La Organización Mundial de la Salud prepara un protocolo para que los merenderos y ollas populares puedan seguir su criterio en la elaboración de alimentos de los cuales comen -al menos solo en Salto- más de 3.500 personas. Por otro lado se trabaja en la donación de alimentos secos y frescos y de productos de limpieza y desinfección. Es sabido que los niños almuerzan de las viandas que se les proporciona en las escuelas, pero en la noche los barrios humean en la cantidad de ollas que se elaborar con el fin de ayudar a las familias que debido al impacto económico que genera el coronavirus hoy no cuentan con su sustento diario. Se trata de iniciativas solidarias que están surgiendo a diario en casas de vecinos, clubes deportivos y en esquinas barriales y que tienen como único objetivo ayudarse entre todos en un momento complejo.
PLANTEAN REORGANIZARLAS
El ámbito político también se trabaja en el tema, sobre todo en un momento en que toda la población atraviesa dificultades de distinta índole y analizando la situación propone mejorar la atención de las personas más vulnerables.
Distintos referentes políticos acompañan y estimulan la confección de material de higiene y seguridad para distribuirlo de manera gratuita. Pero un tema que preocupa es la posibilidad de que surjan soluciones en la situación que viven las personas que asisten a las ollas populares que hay en Salto para poder subsistir de las mismas. En tal sentido, Francisco Blardoni propuso que exista un liderazgo y coordinación entre las instituciones oficiales como la Intendencia, el Mides, el MSP, la Policía y en coordinación con el Ejército Nacional, sobre todo para que sea éste que realice la elaboración y supervisión de las comidas que se le brindan a la población.
El Ejército tiene experiencia y equipamiento para estos temas, como cuando ocurrieron las inundaciones, donde trabajaron de manera exitosa en la alimentación de los más necesitados y además consudera que habría una gran confiabilidad en que los alimentos les llegarán a la población de la manera apropiada, segura y además estarán bien evaluados.