miércoles 7 de diciembre, 2022
  • 8 am

Río Uruguay está en 40 centímetros frente a Salto y el lago de Salto Grande se mantiene en 32,46 metros

Pasada la temporada de verano, con una altura ideal y estacionaria que no atentó contra el uso de las playas, la bajante del río Uruguay sobre la costa de Salto pasó de la sorpresa a la preocupación.
Frente a la costa de Salto las alturas alcanzan valores históricos. Anoche -y de acuerdo a los datos de Prefectura- el río Uruguay estaba situado en 40 centímetros frente al puerto de Salto.
La situación obedece a la bajante que se registra en toda la cuenca del Plata. La falta de precipitaciones en la región y fundamentalmente en las cuencas superiores –donde el río mantiene su tendencia a la baja– dejó en evidencia que las perspectivas de lluvias que iban a permitir una gradual normalización de los caudales, ya reducidos en diciembre, finalmente no se concretaron pese a la estimación de hidrología. De acuerdo a las previsiones no se prevé que hasta mayo se puede dar una ocurrencia de lluvias en niveles normales para la época; ello no alcanzará para revertir el actual déficit y recuperar las alturas normales.
BAJA GENERACIÓN
Lo que en verano resultó un alivio para la temporada de playas, y en la actualidad ofrece como pintorescas y extrañas postales, se ha convertido en intranquilidad de mantenerse o acentuarse aún más la situación. Por un lado, los reducidos caudales que descienden desde las cuencas superiores afectan la normal producción de electricidad en Salto Grande. Si bien la demanda de energía ha bajado la generación energética ha sido también muy escasa debido a la baja producción de energía hidraúlica. En tanto que en cada una de las localidades ribereñas pueden resultar afectadas la toma y producción de agua potable, se puede agravar el inconveniente de la presencia de algas y un impacto ambiental puede estar dado por el depósito y vuelco de residuos cloacales sin ser tratados en aguas bajas. No es el caso de Salto ya que desde el año pasado cuenta con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales que genera un manejo especial de los efluentes antes de volcarlos al río. El análisis de los modelos de tendencia climática estacional no permite identificar claramente la ocurrencia de situaciones por encima o por debajo de los valores normales para el trimestre marzo-abril-mayo, de forma tal que se prevé que los montos acumulados de precipitación se sitúen próximos a valores normales para el trimestre en toda la cuenca.
No se genera navegación debido a que por le emergncia sanitaria se suepnedió la actividad naútica, aunque desde la Armada Nacional se exhorta a la gente a no ingresar demasiado al río por las rocas y prestar atención a las fuertes corrientes que existen.