martes 16 de abril, 2024
  • 8 am

El IME terminó perdiendo 8 centavos en la semana

Luego de las dos ventas de la semana pasada, donde el mercado lanero australiano registró una tendencia alcista importante, principalmente por el tipo de cambio, en la presente el Indicador de Mercados del Este (IME) volvió a retroceder, aun con bajos niveles de oferta y una demanda que aunque mantenía ciertos criterios de calidad estaba operativa.
La primera jornada de ventas, donde estuvo operativo Fremantle y el centro de Melbourne, el mercado estuvo levemente al alza, sin embargo la operativa del día siguiente, con Sidney y Melbourne en la comercialización el mercado ajustó a la baja, ante una mayor oferta del primer día y de menor calidad.
La demanda continúa activa, pero con ciertos criterios de calidad, por ejemplo en las lanas finas aquellos lotes por encima del 70% de rendimiento al lavado se mantuvieron estables y levemente al alza, sin embargo fue en estos micronajes donde el mercado registró las mayores pérdidas. Para las lanas medias el mercado se mantuvo entre estable y ligeramente al alza.
La oferta presentada esta semana no alcanzo los 22 mil fardos, pero estuvo casi 3.000 fardos por sobre la semana pasada y la mayor parte de la misma era de baja calidad. Para la próxima semana, según Awex, tiende a disminuir de acuerdo a lo inscripto previamente. En la semana se ofertaron 21.785 fardos y el mercado adquirió el 88%.
En este contexto el Indicador de Mercados del Este (IME) cerró en US$ 8,13 por kilogramo base limpia registrando una baja de 8 centavos, mientras que medido en la moneda local cotizó a A$ 11,71, bajando 12 centavos.
Las ventas en Australia retoman los días martes 16 y miércoles 17 de junio, únicamente en los centros de Melbourne y Sidney, con un total de 16.800 fardos aproximadamente. Fremantle vuelve a estar sin operativa en la semana.
El mercado a nivel interno continúa sin operativa
Las consultas de los productores continúan a nivel de los escritorios rurales. En algunos casos la necesidad de comercializar el lote de lana, ante eventuales problemáticas de forraje y liquidez ante la llegada del invierno, lleva a que los productores dejen por el camino expectativas de precios.
En casos puntuales se toman adelantos y se entrega la lana a fijar precio. En otros casos donde ya se tomaron adelantos, existe cierta preocupación por parte de los operadores en brindar nuevos recursos, sin embargo en varios casos informados por diferentes consignatarios, se lograr un punto de equilibrio consignando la próxima zafra como garantía.
En su mayor proporción los intermediarios, que también están nerviosos como los productores, recomiendan tener paciencia y esperar a que el mercado registre alguna señal de mejora. En el caso de las industrias están trabajando a media máquina, con lana que ya estaba comprada con anterioridad. Si bien existe el comentario en el mercado de una industria necesitada de lanas entorno a los micronajes del corriedale fino, representantes de la empresa no confirmaron dicha necesidad, ni la concreción de negocios.