Miércoles 8 de julio, 2020
  • 8 am

El IME cerró la semana en US$ 7,71, cayendo 11 centavos

La semana lanera volvió a registrar un nuevo descenso en el Indicador de Mercados del Este (IME) luego de dos jornadas de ventas donde la oferta fue un 77,4% superior a la semana anterior, con una calidad de la oferta que continúa siendo deficitaria en cuanto a calidad.
El mercado registró bajas el primer día de actividad, pero luego un mejor posicionamiento de la demanda ha definido un incremento un incremento en los valores de los fardos de mejor calidad y mantuvieron aquellos de menor estilo.
En este contexto el IME cerró en US$ 7,71, retrocediendo 11 centavos respecto al cierre de la semana pasada, mientras que en la moneda australiana el indicador cayó siete centavos posicionándose en A$ 11,10.
La oferta de esta semana se ubicó en los 28.029 fardos, de los cuales la demanda adquirió el 88,5%.
Durante los días miércoles 1 y jueves 2 de julio, la próxima semana, el mercado lanero vuelve a las subastas en los tres centros de actividad. La oferta está prevista en 31.072 fardos, dándole comienzo a la nueva zafra 2020/2021.
Zafra 2019/2020
Esta semana cerró la zafra lanera 2019/2020 en Australia, con un Indicador de Mercados del Este (IME) que registró una caída del 35,7%. En la última venta de junio de 2019 en indicador cerró en US$ 11,99, mientras que este miércoles cotizó a US$ 7,71, perdiendo US$ 4,28 por kilogramo base limpia en dicho período.
El mercado que registró un mayor ajuste en la segunda mitad de la zafra a raíz de la pandemia del Covid-19 y el párate mundial de la economía que golpeó fuertemente la industria textil.
Entre otros temas, la guerra comercial entre China y Estados Unidos en la primera mitad de la zafra, determinó una pérdida de US$ 1,33 en el Indicador de Mercados del Este (IME), mientras que desde la última venta del mes de diciembre del año pasado a la jornada de hoy, la caída ha sido de US$ 2,95 en el indicador, reflejo del impacto del Covid-19.
Tomando las mismas referencias, las lanas de 21 micras registraron una caída del 42% en su valor, mientras que en las 28 micras la caída ha sido del 44%.