Viernes 14 de agosto, 2020
  • 8 am

Fuerte caída en la faena

La faena semanal se desplomó respecto a la semana anterior a algo más de 33.000 cabezas. En el primer semestre la actividad fue la más baja en 17 años y el ejercicio 2019/20 cerró por debajo de los 2 millones de cabezas por primera vez en seis años.
En la semana cerrada el 4 de julio se faenaron 33.647 animales, un 13% menos que los 38.472 de la semana anterior y un 9% menos que los 37.118 de un año atrás.
El mayor ajuste a la baja fue en la faena de vaquillonas. Se faenaron 4.245 cabezas, 24% menos que las 5.550 de la semana anterior pero un 33% más que las 3.179 de un año atrás. La actividad de vacas bajó pero en menor proporción. Se faenaron 12.058 cabezas, 6% menos que las 12.815 de la semana anterior y un 16% más que las 10.396 de igual semana del año pasado.
La faena de novillos bajó 14% respecto a la semana anterior. Se faenaron 16.832 cabezas contra las 19.559 de la semana anterior y 26% más que en igual semana de 2019 (13.340).
Faena del primer semestre será la más baja en 17 años
La caída del stock ganadero y una menor demanda internacional por carne vacuna como consecuencia del brote de coronavirus llevó a un descenso en la faena semestral al nivel más bajo desde 2003.
A pesar de una recuperación en la actividad en junio – que por primera vez en el año superó a igual mes del 2019 con 169.586 cabezas, 8% superior a la del mismo mes del año pasado- el ejercicio agrícola cerró con una faena por debajo de las 2 millones de cabezas (1,98 millones) 16% o 371.696 cabezas menos que las faenadas en el año 2018/19.
Según se desprende de los datos del Instituto Nacional de Carnes, en el primer semestre del año la faena de vacunos fue de 946.060 cabezas, un 21,3% menos que las 1,2 millones de cabezas del mismo período del año pasado.
Esta caída está impulsada por un descenso de 27% interanual en la faena de vacas que supera la caída del 20% en la faena de novillos.
En el primer semestre del año se faenaron 352.678 vacas contra 481.102 del mismo período del año pasado, consolidándose como la más baja en 17 años. Mientras que la faena de vaquillonas bajó 6% a 134.284 cabezas.
La faena de novillos sumó 439.715 novillos, frente a los 551.735 del primer semestre del año pasado y la faena más baja desde 2001 para ese período. El mayor descenso es en los novillos de 8 dientes y 6 dientes (36% y 33% respectivamente).