Lunes 10 de agosto, 2020
  • 8 am

Sindicatos marcharon en contra de la LUC, la violencia policial y el presupuesto nacional

Por Karina De Mattos
Cientos de personas se congregaron en la tarde de ayer en Plaza Artigas y sobre las 18 horas marcharon hacia Plaza de los Treinta y Tres Orientales donde se leyó una proclama por parte de representantes de diferentes sindicatos y con reivindicaciones de cada uno de ellos.
Marcela Da Col, -integrante de la Intersocial Sindical de Salto y vicepresidenta del Plenario Departamental del PIT-CNT- explicó los detalles a CAMBIO donde mencionó la inminente presentación del presupuesto nacional que el gobierno anticipa que será de recortes.
PROCLAMA
El contenido de la proclama expresó: “Al día de hoy casi 200.000 trabajadores han tenido que acceder al seguro de paro, 25% de los ocupados en situación de informalidad, lo que implica que existe más de 500.000 compatriotas con problemas de empleo. Se han perdido en el año, en el entorno de 100.000 puestos de trabajo. A lo que se agrega, la suba indiscriminada de las tarifas públicas, aumento de impuestos y el alza de carácter especulativo del precio de los alimentos y los productos sanitarios. Es urgente, atender los graves problemas de desigualdad de género que la pandemia profundiza. El confinamiento ha recrudecido la situación de violencia de género y la carga que, por la división sexual del trabajo, recae en las mujeres. Es necesario fortalecer la política de cuidados del Estado para contrarrestar estas situaciones. El desempleo afecta especialmente a las mujeres y a los jóvenes, son urgentes políticas que atiendan esta situación. También es imprescindible fortalecer el acceso a los mecanismos de salud sexual y reproductiva que se ven afectados por la pandemia”.
IMPACTO DE LA PANDEMIA
Otro de los aspectos que se expresaron en la proclama es que “ la pandemia pone al descubierto es la dolorosa realidad que viven a diario las personas en situación de calle. La pandemia desnuda como nunca antes la importancia de la lucha por la vivienda digna y adecuada. Sin embargo en la LUC entre otras cuestiones se aprueban los denominados desalojos expres, lo cual traerá aparejado más gente sin vivienda y en situación de calle. Se hace indispensable contar con un Fondo Nacional de Vivienda, afectando con impuestos al patrimonio y que la financiación estatal no sufra recortes para paliar el déficit habitacional de 70.000 viviendas en el país. Los avances de una vocación represiva por parte del Estado han demostrado en este corto tiempo ser ineficaces. La falta de planificación pone en evidencia improvisaciones que, en un área tan sensible, generan duras consecuencias. La política de recortes anunciada por el gobierno, que apunta a una desprofesionalización de las políticas públicas, afecta especialmente en esta materia”.
ATENDER NECESIDADES
Por otro lado sostienen que “Hemos sido, desde el primer momento, responsables de los cuidados sanitarios. Acompañamos las medidas propuestas por la autoridad sanitaria. Promovimos protocolos para los cuidados de los trabajadores y trabajadoras de la salud, y peleamos por protocolos en todos los centros de trabajo. Ante esta dolorosa realidad es que desde la Intersocial hemos promovido una serie de iniciativas que pretenden generar respuestas desde el Estado a esta situación.
Propusimos un ingreso transitorio de emergencia para las personas que no tienen ningún tipo de ingreso; una canasta de precios especiales para los servicios públicos, que atienda especialmente a los sectores más vulnerables; medidas especiales que atiendan a la violencia machista, situación que se ha profundizado con el confinamiento; medidas que son parte de una plataforma integral de respuestas”.