Sábado 26 de septiembre, 2020
  • 8 am

Una decisión de alto impacto

Colegio Médico del Uruguay
Por

Colegio Médico del Uruguay

18 opiniones

Dr. Federico Machado
Especialista en Cardiología
Magíster en Dirección de Empresas de Salud
Consejo Regional Este del Colegio Médico del Uruguay
Juan tiene 55 años, padre de dos hijos, tabaquista sin historia funcional CV previa. Consulta en la mañana en centro asistencial del por dolor precordial de reposo de aproximadamente 30 min. acompañado de disnea transitoria, sin irradiaciones, ni síndrome neurovegetativo.
Se realizó un electrocardiograma (ECG) quedando a la espera de biomarcadores de injuria miocárdica (BIM), pero a las 6 horas de su ingreso reitera el dolor con las mismas características de 10 minutos de duración calmándolo con AINE.
El centro asistencial no cuenta con cardiólogo de guardia y el familiar del paciente se comunica con el médico comunicándole la preocupación que estaba viviendo. Angustia con el desenlace, el riesgo potencial de muerte, sus pequeños hijos a cargo de un vecino hasta que sus padres retornaran a su domicilio y el hecho de que “no lo veía bien”. En ese momento le solicita la posibilidad de realizar una consulta con un cardiólogo amigo. El colega, la escucha a la Sra. con empatía entendiendo los motivos y las preocupaciones accediendo a realizarla.
El médico está convencido que el trabajo en equipo es lo que genera mayores resultados, y en la salud, mayores beneficios. Además es de los Médicos que frente a una sugerencia de integrantes de los equipos de salud o familiares, siempre antes de decir no, escucha y evalúa la decisión a tomar. Al galeno le había quedado una duda y le pareció oportuno realizar la consulta con un especialista vía whats app.
El Cardiólogo retornaba a su domicilio, y luego de escuchar el relato del Dr. Daniel, solicita al colega le envíe las imágenes de los ECG. Sorpresa se llevó cuando al abrir el archivo observa un Infarto de Miocardio con elevación del ST (IAMCEST).
Recordemos que el IAMCEST es una patología tiempo dependiente, donde el pronóstico del paciente es inversamente proporcional al tiempo en que se llega a la reperfusión (sea química o mecánica). En este período dolor-reperfusión es donde el riesgo de muerte está aumentado varias veces en comparación a un individuo sano, a expensas de arritmias malignas (Taquicardia ventricular y Fibrilación Ventricular), sin olvidar las complicaciones mecánicas (rotura del septum interventricular) con el cuadro de insuficiencia cardíaca con altísima mortalidad.
El Cardiólogo vía telefónica le informa al Dr. la situación clínica y la conducta a seguir. Acto seguido se comunica con el Hemodinamista de Centro de Hemodinamia local informando que un paciente con IAMCEST inferior (envía las imágenes) estará arribando para reperfusión. A los 40 minutos de estas comunicaciones se le realizó la angiografía, donde se informa de una lesión severa en Arteria Coronaria Derecha, se realiza angioplastia y colocación de stent. Procedimiento sin complicaciones, buena evolución clínica del paciente, por lo que hoy está en su casa con su familia recibiendo prevención secundaria y asintomático. Final feliz para el paciente y su familia.
El contexto actual de la situación epidemiológica por la pandemia por COVID 19 generó un desarrollo acelerado de las herramientas de Telemedicina. En Uruguay se aprobó la ley 19.869 sobre Telemedicina. Herramienta oportuna, que luego de la pandemia será de gran aporte, prueba fiel de ese camino es este caso. “Más vale prevenir que curar” una ecuación que aplica para muchas enfermedades como son las Enfermedades Crónicas No Transmisibles. Ahora, en el caso del IAMCEST el precio a pagar trasciende lo económico ya que el riesgo de muerte aumenta y en caso de que suceda el fallecimiento, los costos de la familia son imposibles. Sin olvidar el costo emocional que puede tener el profesional en caso del peor escenario, y por supuesto el costo judicial, ya que la evidencia está disponible.
Quizás los lectores se pregunten cómo se puede prevenir; y es con educación. Derek Bok dijo alguna vez “Si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia”. La educación cambia realidades en todos los escenarios, y en la medicina también. .
Este caso clínico desnuda una realidad de la necesidad de formación profesional sobre todo en patologías donde es crucial que no haya demoras en el primer paso del proceso asistencial, la Identificación, sea de cuadros clínicos (Accidente Cerebro Vascular), patrones electrocardiográficos, patrones radiográficos.
Es el camino de la mejora continua de los procesos asistenciales, primero identificando la dificultad, luego generando instancias educativas al equipo de salud, acompañados de claros protocolos, diagramas de flujo amigables y palancas de control hacia el cumplimiento de estos procesos.
La importancia de la Educación Médica Continua y su impacto en la calidad asistencial de toda la población, que el legislador hace más de diez años contempló este punto como uno de los cometidos de la ley de Colegiación (18.591).