Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

Destinatarios. No dueños

Walter Texeira Nuñez
Por

Walter Texeira Nuñez

19 opiniones

Por Gustavo Varela
Esta semana, Salto ve cristalizado, después de más de 20 años, un sueño el cual parecía imposible; se comenzó la construcción de la Central Hortícola, un emprendimiento, para la creación de un centro de recepción, distribución y comercialización de productos hortifrutícolas, el cual será gestionado por los productores Salteños, acompañados por el Gobierno Departamental, y por el Ministerio de Ganadería.
Salto, luego de ver que las únicas oportunidades de trabajo se generaban si eras amigo de los Intendentes de turno, cambia su pisada, y empieza a abrir esas ventanas que generan bocanadas de aire fresco, acercando el trabajo que se genera en la producción a las necesidades laborales que surgen en la población.
Lo que se llama, trabajo genuino.
Un anhelo de todos, que casualmente se genera en la gestión de un gobierno compartido, como lo es éste gobierno de coalición multicolor.
Si al proyecto que se inicia, lo gestionamos de acuerdo a los lineamientos planteados, comenzaremos a ser un poco menos dependiente del centralismo absurdo que hace años que nos viene asolando, y cada día que pasa, vamos a ser más libres en la toma de decisiones de lo que realmente nos importa.
Eso se llama “Descentralización”.
Felicitaciones a Salto, a su gente que va a ver cristalizada su suerte, conjugada en más puestos de trabajo, a los productores, que poco a poco se van a sentir más libres de las pesadas cadenas que les imponía las irracionales políticas centralistas y van a recuperar los recursos que iban quedando al correr de 500 largos, larguísimos kilómetros.
Es lo que siempre propugnamos, crear desde los gobiernos las condiciones para que la inversión traiga desarrollo y de la mano se generen los puestos de trabajo.
Nota aparte pero que no puedo eludir en ésta columna, para quienes fueron a festejar e intentar darse autobombo con dicha noticia.
Lamentable actitud de dirigentes políticos que no tienen la más mínima idea de cómo se busca generar desarrollo, y se tienen que abrazar a ideas que teniéndolas a tiro, nunca supieron llevarlas, ni llevaron a cabo.
El Cr. Alberto Sayagués, el cual fue director de un área del BPS y de las mentes más claras hoy día, explica que la solución al problema de la gestión pública ineficiente, no radica en seleccionar “gente buena que haga las cosas bien”, sino que lo mejor es cambiar las reglas de juego de acuerdo al objetivo deseado.
Precisamos gente que piense en la gestión pública, para poder defender a los contribuyentes, pues tiene que ser la hora de ellos.
Alberto Secco, un gran amigo de todas las horas, apenas salió la noticia me llamó y me dijo “intuyo que vas a escribir algo, por eso quiero expresarte lo que decía mi padre”. “Las ideas y los proyectos no tienen dueños, solo tienen destinatarios”.
Vaya si tenía razón.
Hay que recordar que aunque parezca que no, siempre al final del túnel hay luz.- Aunque sea muy insignificante, como la de una vela.
Por eso recordá; entre Todos Juntos, el cambio es posible.
Tú eres el que decide.