viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Reclusos del INR desarrollan cultivos en modalidad de vivero, chacra y huerta orgánica

Por Karina De Mattos.
Una huerta, puede tener múltiples objetivos: económicos, culturales, terapéuticos, educativos, recreativos, enriquecer la alimentación y desarrollar nuestro entorno. En la Unidad Penitenciaria Nº 20 del Instituto Nacional de Rehabilitación de Salto hace un tiempo considerable que se trabaja en torno a formas de cultivo sustentables. Este tiempo ha mostrado resultados positivos realizando un aprovechamiento del espacio donde desarrollan sus actividades, adquiriendo herramientas para el trabajo, aprendiendo un oficio que aportará en el futuro un importante recurso laboral y de sustento a los privados de libertad.
HUERTA ORGÁNICA
María de los Ángeles Machado, Operadora Penitenciaria y directora de la Unidad comentó a CAMBIO detalles del trabajo que realizan en torno a huerta organica. “En este momento se está realizando un trabajo de surcado en chacra para plantar sandía, melón y frutilla por un lado, y por otro cebolla, morrón y algunas plantas aromáticas y especias. Esto es lo que se está abriendo recién en el espacio de chacra. Después en el tercer cerco perimetral de la Unidad desde hace un año aproximadamente se desarrolla lo que dimos en llamar «la chacrita», es como un nivel de fase de progresividad de los internos que si bien trabajan dentro del perímetro, están también en un espacio en el que tienen bastante más libertad que en otras plazas laborales”, dijo. En cuanto a lo que se planta señaló “ahí lo que se realizó fue una plantación de repollo, arveja, lechuga, acelga, zanahoria y morrones. Con estas verduras es con lo que está nutriendo la comida de olla básica de la Unidad Nº 20, está haciendo un gran aporte. Trabajan allí doce internos con una operadora penitenciaria, que en este caso es la Operadora Tabárez.
DESARROLLO EDUCATIVO
Se produce un rico intercambio de saberes que potencia los conocimientos, habilidades y experiencias de los que participan. “Por otra parte se desarrollan los talleres basados en la temática vivero, que se realizan de la mano de la Intendencia de Salto en la persona de Ariel Aguirre Director de Servicios Públicos. Un maravilloso logro de estos trabajos en este mundo del vivero fue la obtención de injertos de lapacho blanco. Desde el año pasado que se intentaba que prenda el lapacho, se lograron un montón de injertos y se están preparando como esta otras plantas de estación. Este trabajo lo realizan seis internos que se desempeñan en el área de vivero”.
Según información recibida en el departamento de Salto hay conocimiento de la existencia de tan solo seis lapachos blancos, y los internos de la Unidad Nº 20 lograron la obtención de seis injertos de esta especie estacional”.
LA CHACRA
“Desde hace tres años en la zona de la chacra se ha logrado llevar adelante una plantación de tres hectáreas, y en el correr de este año se sumaron dos hectáreas más, por ende hay cinco hectáreas cultivadas. Estas contienen una diversidad de cultivos de verduras que nutren el consumo de la olla general de esta Unidad del Instituto Nacional de Rehabilitación y en algunas instancias se reparte a otras unidades esa comida”.