jueves 9 de febrero, 2023
  • 8 am

Salto marchó por décimo año consecutivo en defensa de los derechos y la diversidad sexual

Por Karina De Mattos.
Se realizó la tradicional marcha de la diversidad en Salto bajo la consigna «A brillar mi amor». Históricamente esta marcha se destaca por ser la décima en su haber en el departamento y por realizarse en un año particular, es la primera marcha bajo el gobierno de coalición y en emergencia sanitaria. Desde la Coordinadora por la Diversidad se invitó a artistas a realizar sus propuestas en la concentración que se realizó en Plaza Artigas desde tempranas horas de la tarde, mientras los protagonistas de la marcha se preparaban para la marcha. Estuvieron presentes organizaciones sociales apoyando, Crysol y Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, e Intersocial Sindical, entre otras. La concentración contó con stands, uno de ellos fue el del CAPA, Centro de Atención Psicológica Afirmativa para la población LGBT, recurso de la Universidad de la República.
AVANCES
Previo a la marcha CAMBIO dialogó con Vanesa Pintos, -militante y activista de los movimientos LGBT de Salto y a nivel nacional- dijo: “Hemos avanzado mucho en todos estos años en cuanto a derechos humanos y estamos muy contentos. Un ejemplo desde mi parte es haber logrado la Ley Trans tan importante para la comunidad trasnexual. Pero también hay otras reivindicaciones por llevar adelante, porque debemos apostar a la sociedad para lograr derechos que aún restan lograr, pero creo que la sociedad cada vez está más abierta a que la gente sea liberal. En Salto existe gente muy pacata todavía pero los jóvenes sobre todo son muy abiertos”.
Por su parte Tomás Bentos Pereira expresó: “Todo el año esperamos ansiosos y ansiosas por esta marcha por la diversidad. Recordemos que aquí en Uruguay tenemos un concepto mucho más amplio de lo que es el orgullo en comparación con otros países. Acá lo que estamos haciendo es celebrar el amor, y las formas de ser en su diversidad más amplia, y sobre todo las identidades amplias también. No responder a una lógica binaria de lo normativo que hoy nos gobierna. Tratamos de que la lucha por los derechos vaya avanzando. Por más que hay una agenda consolidada pensamos que hay mucho por lo que luchar todavía y que hay derechos que pueden estar en peligro todavía”.
PROCLAMA
La proclama leída en esta instancia tuvo un alto contenido político. “Rechazamos los brutales recortes presupuestales a entidades fundamentales para la evolución del país como lo son las políticas sociales, la salud y la educación pública”, señalaron. “Rechazamos el articulado de la Ley de Urgente Consideración, impuesta al pueblo por una mayoría circunstancial y rechazamos el relato que se pretende construir, instalando la falsa idea de que concita apoyo popular y su proceso de discusión fue garantista. No es así: no se discute el futuro del país durante una pandemia en la cual no pueden haber manifestaciones masivas. Rechazamos la brutalidad policial y el discurso represivo que no combate el delito sino qué, por el contrario, emplea medios violentos para situaciones que no lo ameritan, alejando a la policía de la población y generando un clima público indeseable. Nos pronunciamos contra la desarticulación del Consejo Nacional de Diversidad Sexual creado en Consejo de Ministros por Decreto Presidencial de la anterior gestión., lo cual cierra el camino a un diálogo institucional y social que venía generando experiencias positivas y constructivas. Consideramos una emergencia nacional la violencia basada en género y nos indigna que el Sr. Presidente de la República electo por el voto popular, considere los femicidios como “efectos colaterales de la pandemia”.