sábado 28 de enero, 2023
  • 8 am

“No siempre se está en el podio y en esos momentos es cuando el artista debe demostrar amor por su profesión”

Por Melisa Ferradini
Marcelo Vives nació un 26 de diciembre de 1981 en Salto. Actualmente esta en pareja. Desde los 7 años ya sabía que su futuro iba a ser por el lado de la música, ya que desde esa edad ya comenzaba a imitar cantantes mientras estaba solo en el horario de la siesta. Sus comienzos fueron como integrante de dúos y grupos vocales, al principio folcklórico y después se abrió a otros géneros. En el año 2003 comenzó a transitar el camino como solista hasta la actualidad. Nada ha sido fácil, ha sido un proceso de aprendizaje, a prueba y error, a desafiarse siempre, innovando, y mantenerse vigente, que es la tarea más difícil. Agradecido al público salteño por seguir confiando en su trabajo, y por el respeto que siempre mantuvieron. No sólo continúa actuando en todo tipo de cenas, fiestas y eventos. Está a cargo del departamento de Animación del Resort Altos del Arapey en Termas del Arapey desde el año 2017. Cree haber cumplido muchos de sus sueños y haber colmado muchas expectativas, pero asegura que aún faltan algunos más ambiciosos. Es consciente que todo llega en el preciso momento y que no es necesario forzar nada. Con 38 años actualmente tiene como objetivo seguir creciendo en la profesión y poder dejar a cada salteño la mejor impresión.
En esta entrevista captamos a un sensible, sencillo, talentoso y carismático cantante salteño. Tuve oportunidad de verlo varias veces en actuaciones y es con su público cariñoso, ríe con frecuencia una risa llamativa que emana alegría y positivismo. El remolino de energía que despliega en escena se transforma en quietud e introspección al responder nuestras preguntas.
-¿Qué le hizo decidir comenzar como cantante?
-Siempre soñé con serlo, y aunque sé que aún me falta conquistar metas más ambiciosas, soy muy feliz por haber hecho caso a mi intuición, a lo que me decía mi corazón. Lo mío fue todo un proceso, pero quizás al revés que cualquier otro colega. Primero empezó como un hobby, cantando en dúos y grupos, después me lancé a generar oportunidades a aquellos cantantes amateurs carentes de formación, apoyo y estímulo, ya que yo mismo creía que faltaba en Salto, y en ese proceso y por casualidades de la vida es que decido dar mis primeros pasos como solista.
-¿Qué es lo que más disfruta de ser cantante?
-Lo que más disfruto de mí profesión es el momento en que comienzo a cantar y ver como el público escucha con atención e intentan seguirme en la letra, saber que disfrutan con la elección de mi repertorio, saber que alguna emoción estoy logrando generar.
-¿A quién admira en el ambiente musical actual y por qué?
-Admiro profundamente al cantante español Alejandro Sanz, por su forma de componer y su poesía, esa calidad de transmitir tantas emociones en una sola letra, que pasan los años y me siguen conmoviendo, su sencillez y su insuperable talento.
-Háblenos sobre su estilo en particular y ¿cómo llegó a el?
-Yo probé todos los estilos posibles, folcklore, balada, tropical, pop, regeeaton, gospel, pero si debo elegir por uno me quedo con la balada, me transporta, me da la posibilidad de generar más emociones.
-¿Cómo siente que internet ha impactado el negocio de la música?
-Internet logró hacer llegar la música del lugar más remoto a todos los rincones del mundo, democratizó la música, por otro lado obligó a la industria a renovarse, a cambiar para siempre el antiguo sistema de vender discos, para ahora digitalizar el producto y generar la mayor cantidad de reproducciones, y así generar el dinero por el trabajo. Tiene sus pro y sus contras, pero si estoy convencido que ha logrado generar mucho más dinero que antes y de forma más rápida.
-¿Cuál es su consejo para los que se inicien en este mundo?
-Que es una profesión, que es hermosa, pero requiere de actualizarse constantemente, adaptarse rápidamente a los cambios, mantener una conducta y una imágen positiva siempre, y también ser fuertes en los momentos en los que el éxito no acompañe, no siempre se está en el podio, y en esos momentos es cuando el artista debe demostrar su fortaleza y el amor por su profesión.
-Alguna experiencia o anécdota con el público que quisiera compartirlo con nosotros.
-Cada vez que me preguntan eso me causa gracia, porque en el momento me olvido, y eso que tenido varias pero la que me dejó marcado fue un viaje al departamento de Treinta y Tres, no me olvidaré jamás, ya que por querer evitarme pasar por una ruta en mal estado, tomé otra que me hizo pasar por los lugares más recónditos del país. Debí pasar por rutas internas de caminos vecinales en el medio del campo literal, viajé con mi hermana mayor y llevamos casi 12 horas llegar, así como lo leen, llegamos agotados pero cumplí con mi trabajo. Lo bueno de la experiencia es que conocimos el centro del país en un día y quedamos maravillados del paisaje, que obligatoriamente debimos transitar, pero el disfrute fue indescriptible. Una anécdota divina, con muchos más detalles pero que quedarán para otra oportunidad.