jueves 2 de febrero, 2023
  • 8 am

Dos hombres rapiñaron a un delivery y le llevaron la billetera con 4000 pesos

El hecho ocurrió el jueves próximo pasado, sobre las 23.20, cuando el repartidor circulaba en su moto por calle Bolivia e Invernizzi. Allí, el trabajador contó a la Policía cómo se dieron los hechos: circulaba en su moto, y en un momento se le acercaron dos hombres en una moto, y uno de ellos le apoya en la espalda un objeto que sería un arma de fuego. Los ladrones le ordenaron que detenga la marcha y le exigieron la entrega de la billetera, llevándose $ 4.000 (cuatro mil pesos uruguayos). Una vez cometido el delito ambos se dieron, rápidamente, a la fuga.
CONTÓ UNA HISTORIA QUE NUNCA OCURRIÓ
A las 04:26 de la mañana del viernes, la Mesa Central de Operaciones de la Jefatura de Policía de Salto envió un equipo policial a calle Sarandí y Acuña de Figueroa, puesto que desde allí se estaba reportando una rapiña. En el lugar una mujer mayor de edad, dijo que transitaba por el puente sobre calle Sarandí y fue interceptada por un hombre que intentó robarle la cartera que llevaba. En su relato la mujer dijo que para amedrentar al hombre, desde su mochila sacó una pistola de aire comprimido y efectuó dos o tres disparos, provocando que el individuo deponga sus intenciones y huyera del lugar.
ATAQUES DE PÁNICO
Ante el detallado relato de los acontecimientos, la Mesa Central de Operaciones verificó las cámaras de video vigilancia instaladas en la zona, advirtiendo que en ningún momento la mujer fue interceptada por alguien. De los videos policiales se desprende que la mujer efectivamente cruzó el puente pero los hechos denunciados no sucedieron, solo se la ve cruzar el puente pero sin ser interceptada por persona alguna. Ante esta constatación, la mujer admitió que sufre ataques de pánico y un rato antes había sufrido uno, por lo que solo recordaba que un hombre venía detrás de ella. Los hechos fueron puestos a disposición de la fiscalía quien dispuso la “Conducción de la mujer para averiguaciones, y si es de su interés que entregue, voluntariamente, el arma y se proceda a la incautación de la misma”.