jueves 2 de febrero, 2023
  • 8 am

Cementerio de Campo de Todos: investigación advierte que se está perdiendo un valioso material histórico

Por Carlos Arredondo.
El pasado miércoles 28 de octubre, el grupo arqueológico El Sello de la Historia, llegó hasta el Cementerio de Campo de Todos, motivados por la confirmación de algunos datos recibidos que indicaban que allí podría existir material de alto valor patrimonial, y podría estar en peligro de desaparecer.
HISTORIA ENTERRADA
Uno de los referentes del Grupo es el Profesor José Buslón, quien accedió a dialogar con CAMBIO, para contar cual es la situación. «Queríamos conocer una cantera de piedras que hay ahí en la estancia «la Cantera», donde hace 90 años que ya no se trabaja más, pero que quedan los restos, todavía, de lo que fue el trabajo en esa época”, señaló. «En realidad encontramos dos cementerios, porque de ida al cementerio de Campo de todos, pasamos por otro que está cerca de la cantera, donde por la coincidencia de las fechas de enterramiento, suponemos que este – que no está bien el pueblo Campo de Todos -, es un cementerio que perteneció a gente que trabajaba en las canteras, porque se notaba que había una organización de casas ahí en las proximidades, y que fue enterrada ahí, en ese cementerio. Ahí hay panteones de «1890, de 1930, de 1940». Para el docente «eso indica que en la zona estuvieron los dos cementerios funcionando en paralelo». El otro cementerio está a unos 5 kilómetros de éste.
EL CEMENTERIO DE LA CANTERA
Según Buslón, «este cementerio está muy deteriorado, donde los panteones están quebrados. Se nota que han profanado algunas cosas que tienen un valor importante en lo que tiene que ver con las cruces y el herraje de las mismas».
EL CEMENTERIO DE CAMPO DE TODOS
Allí el equipo encontró enterramientos de 1874 y algunas lapidas trabajadas en piedra laja, que denota que fueron de gente tuvo alguna relevancia importante. «Uno de ellos es Patricio Torres, que según indica la lápida era un capitán, un militar, y que fue muerto «en su caballo». O sea que presumiblemente en el enfrentamiento él muere, y esa es la lápida de mayor relevancia, de mayor contenido artesanal en la construcción de la misma, que está tirada. Pero no es la única: Hay varias lápidas de piedra lajas, que están dispersas, que fueron arrancadas de su lugar original, y lo que a nosotros nos preocupó es que : Cruces de finales del siglo XIX, y principios del siglo XX, que marcaban entierros, fueron sacadas y en su lugar realizaron nuevos entierros; O sea que enterraron un cuerpo sobre otro», dijo el docente. Para él «esto es un problema, porque a nivel patrimonial, y el cementerio tiene un rico patrimonio como tal, y se está borrando las identidad de quienes estuvieron ahí. Las cruces están apiladas una arriba de otras, incluso; si bien son de hierro, algunas se distinguen de otras porque tienen en el medio el sol que representa a Luis XIV, o sea que ahí tenemos un patrimonio en lo que tiene que ver con la construcción de cruces para los monumentos funerarios, muy importante”.
SE ESTÁ PERDIENDO UN ALTO VALOR PATRIMONIAL
«En la medida que uno pueda identificar la lápida, la cruz, o en este caso las que son construidas en piedra laja. Ellas tienen datos, tienen información que permiten, a través de lo que se conoce como la micro historia, llegar a información de hechos que de repente pueden ser anecdóticos, y empezar a construir un relato histórico con cierta rigurosidad. Por ejemplo: Se hablaba de que en Campo de Todos hubo un campamento militar del ejército Oriental, y esas tumbas de ese Capitán puede ser la comprobación de esto. No solamente se trata del campo santo, que debería tener cierto cuidado y deberían mantenerlo en ciertas condiciones, sino que lo que tiene contenido histórico, se está perdiendo», explicó.