Martes 9 de marzo, 2021
  • 8 am

Depende del cristal con que se mire

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

116 opiniones

Carlos Silva.
Edil Lista 404.
Partido Nacional.
Entendemos que en estas fechas corresponde que hagamos un balance de los que nos dejó este año que está terminando, y sin dudas será un 2020 que quedara marcado a fuego en la memoria de toda la humanidad. Perfectamente podríamos hablar de la situación de pandemia que sufrió el mundo entero, de las crisis sanitarias, económicas y sociales que dejo el Coronavirus y sus efectos negativos. Podríamos basar estos párrafos en esta situación y hacer un análisis solamente de este aspecto, pero entendemos que debemos también dar una mirada con otra óptica, para avaluar mejor este año que termina.
Seguramente este tipo de análisis lo hará mucha gente y sería de nuestra parte, redundar en cosas que se van a estar hablando y debatiendo en distintos ámbitos. Nosotros queremos encararlo por otro lado, encontrar los aprendizajes y lo bueno, que nos haya podido dejar este 2020.
Siempre se dice, que en las crisis surgen también las oportunidades y entendemos que ésta máxima, se cumplió. Pudimos observar con atención que el mundo entero quedó paralizado por unos meses, donde vimos que animales volvieron a lugares donde ya no se veían, el cielo se despejó donde hacía tiempo que no se percibía, las aguas cambiaron de color y, por ejemplo, los canales de Venecia, dejaron ver su fondo.
El ser humano ha tenido la capacidad de adaptarse rápidamente a nuevas condiciones y realidades, y en éste año, eso quedó demostrado. Cuando todos tuvimos que encerrarnos, la enorme mayoría tuvimos que adaptarnos al teletrabajo, las reuniones virtuales, las compras en línea y tantas otras cosas, que solamente unos pocos antes hacían. Sin duda que esto cambiara nuestras vidas para siempre.
Aprendimos a ser más solidarios, a comprender que la actitud individual, puede afectar a muchos, vimos que, si entre todos nos cuidamos y somos responsables, los resultados son mejores. También sobre el final del año, la realidad nos golpeó en el rostro y nos vuelve a confirmar, que si no aplicamos esa solidaridad que aprendimos, nos pasa lo de ahora, donde el interés individual o de unos pocos, nos afecta a todos.
Podríamos seguir reflexionando y tomando ejemplos de muchas otras partes del mundo o de nuestro País para compartir con ustedes, vimos como cuando hay un interés global que nos une, todo se hace más rápido, por ejemplo, la ciencia avanzo a pasos agigantados, cuando antes una vacuna llevaba casi cinco años para obtenerla, hoy aparentemente tenemos buenos resultados, en un año solo.
Son muchas más las cosas que podríamos destacar, son varios los aprendizajes que nos deja el 2020 y seguramente con el paso de los días, continuaremos sacando conclusiones de lo que nos dejó, este año que termina.
Podríamos haber hecho el análisis negativo, mirando solo lo malo y no ver lo bueno que nos pueda haber dejado, pero entendimos que debemos poner otra actitud, ver de manera diferente y pensar en positivo. Con esto no queremos ocultar la realidad, sino que estamos convencidos, que también podemos mirar a través de otros cristales, que nos sirva para poder encontrar soluciones distintas, a esta realidad que tenemos.
Nuestro deseo es que en este año que se viene, todo cambie, nos vaya mejor y podamos salir adelante todos juntos, miremos las cosas desde otra perspectiva que nos ayude a seguir adelante con las esperanzas intactas, que los cambios, son posibles y solo dependen de nosotros. ¡Feliz año para todos!