miércoles 24 de abril, 2024
  • 8 am

Jardines de Daymán y La Chinita se movilizan por saneamiento y arreglo de calles

Por Daniel Spinelli.
Residentes en los barrios Jardines de Daymán y La Chinita, vienen movilizándose desde hace meses (según explican desde el año 2004), pidiendo la instalación de saneamiento en la zona y junto a ello el arreglo de calles de manera duradero. Ante la falta de respuestas que han encontrado de parte de las autoridades decidieron elaborar una misiva con la firma de más de 70 vecinos y enviarla al intendente Andrés Lima. Orestes Rolfo, -uno de los residentes en la zona-, se acercó a la redacción de CAMBIO para manifestar su malestar ya que se han enviado dos cartas a la Intendencia de Salto (una con fecha del mes de enero del 2019 y otra con fecha del mes de diciembre del 2020), pero no han recibido respuesta alguna.
CALLES EN MUY MAL ESTADO
Rolfo dijo que “las calles del lugar están destrozadas, hay pozos uno al lado de otro que son imposibles de esquivar y su profundidad y dimensiones van en aumento con cada lluvia”. Desde el acceso en la ruta hacia el barrio y las cuatro calles que lo integran, catalogó la situación como “desastrosa, habiéndose agravado con las últimas lluvias, siendo que constituyen las únicas calles del barrio por lo que resulta inevitable circular en ellas”. Mencionó que se trata de las calles Los Molles, Los Sauces, Los Espinillos y Los Ceibos. Rolfo agregó que “son varios los vecinos que residen en la zona, en los últimos años la zona ha crecido en población estable, familias con niños y adolescentes. Los hoteles y muchas familias tienen empleados que vienen en transporte público, debiendo caminar hasta 1.000 metros en barro negro y blando para poder llegar a sus lugares de trabajo. Nuestros hijos no pueden andar en bicicleta por el barrio, es imposible salir a caminar tranquilo, que es una de las principales bondades que ofrecía esta zona”, dijo. “Ni hablar de los cientos de turistas que transitan por el lugar normalmente, obviamente no así desde marzo debido a la pandemia. Nuestro barrio es una de las caras visibles del turismo de Salto y realmente nos deja muy mal parados ver que los turistas andan esquivando pozos, una y otra vez hay vehículos de turistas rotos y son diarias las quejas sobre en estado de las calles”.
MAL OLOR EN LA ZONA
Rolfo dijo que al saneamiento lo vienen pidiendo desde el 2004 y pese a las gestiones que se han hecho no se ha podido lograr avances. “Se trata de un servicio fundamental para la zona, ya que se debe retirar las aguas servidas y de los pozos sépticos mediante el servicio de Barométrica, lo que inunda el lugar de mal olor, incluso ha sido comentario en más de una oportunidad de los propios visitantes a las termas. Rolfo dijo que entiende que es una inversión importante pero dijo que no amerita más dilación y que se debe solucionar cuanto antes. El residente en el lugar aclaró que esta movilización que se viene haciendo no es política, ni tiene ningún trasfondo, sino que, es un grupo de vecinos del lugar que desean embellecer y solucionar los problemas que los aquejan desde hace años.
PERROS SUELTOS
Otros de los problemas que tiene la zona son los perros sueltos y callejeros que deambulan por las calles internas del barrio y algunos molestan a clientes de locales gastronómicos. Se ha denunciado el hecho a las autoridades y no se les ha dado respuesta. Rolfo adelantó que los locales gastronómicos de termas estarán también haciendo una junta de firmas para denunciar los canes sueltos en el lugar y la instalación en la zona de puestos “golondrinas” que se instalan son habilitaciones y generan una mala competencia.