Jueves 25 de febrero, 2021
  • 8 am

Acercar la técnología y reducir la brecha digital en las zonas rurales de América Latina es el objetivo del IICA

Llevar lo más reciente en tecnología al campo, capacitar a los territorios rurales en el uso de las herramientas digitales, garantizar conexión a internet de calidad, procurar el acceso equitativo y hacer asequible la compra de equipos tecnológicos son los principales retos de la región latinoamericana y caribeña para cerrar la brecha digitalm según las exposiciones que brindaron expertos internacionales durante la primera sesión del foro hemisférico virtual “Reducción de Brecha Digital en las zonas rurales de América Latina y El Caribe: Hacia una revolución agrícola digital”, organizado por Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y titulado “Brecha digital: Importancia, retos y oportunidades”. El tema fue identificado además como un asunto clave en el camino hacia la Cumbre de la ONU sobre Sistemas Alimentarios.
Los panelistas coincidieron en que los avances tecnológicos no tendrán mayor impacto si las personas no tienen los conocimientos o los recursos económicos necesarios para aprovechar su potencial, por lo que se requieren políticas públicas que garanticen la inclusión de las comunidades rurales en la revolución digital, estrategias de financiamiento, y enlaces con la empresa privada y la academia.
La senadora mexicana y Embajadora de Buena Voluntad del IICA para temas de Desarrollo Sostenible y Equidad Social, Beatriz Paredes, citó recientes estudios que muestran en la región una realidad que necesita ser transformada.
El estudio “Conectividad Rural en América Latina y el Caribe – Un puente al desarrollo sostenible en tiempos de pandemia”, realizado por el IICA con apoyo de Microsoft y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) mostró que 77 millones de personas carecen de conectividad de calidad en América Latina y el Caribe. En las escuelas rurales, además, el índice de conectividad ronda el 15 % y las mujeres rurales son la parcela menos conectada de la sociedad.
“El estudio realizado por el IICA, BID y Microsoft es un insumo fundamental para el análisis de la situación de un tema tan relevante, porque la mitad de los países de América Latina y del Caribe no cuentan con mediciones específicas de conectividad en el ámbito rural. Los escasos datos disponibles no hacen diferencia entre lo rural y lo urbano, la brecha requiere aumentar los esfuerzos”, afirmó la Senadora Paredes.
Un aspecto destacado durante el foro para reducir la brecha digital fue el de la necesidad de integrar las políticas y planes de desarrollo agrícola con las de digitalización.
También se resaltó la importancia de empoderar a las organizaciones locales para que juntos puedan acceder a más información, abaratar los costos de infraestructura, mejorar las condiciones de financiamiento y ser protagonistas en la adaptación del desarrollo de soluciones a su propia realidad.
Para Ronald Guendel, Director Global de Seguridad Alimentaria de Bayer; “la región necesita urgentemente que los sistemas alimentarios sean más resilientes, cooperación que trascienda fronteras para poder cerrar las brechas, nuevos planes educativos que incluyan habilidades digitales y hacer crecer el movimiento digital”.
“Si combinamos las tecnologías del sector privado con la estructura del sector público podremos desplegar nuevas tecnologías en la agricultura. Bayer está comprometido con las zonas rurales de América Latina y el Caribe y el mundo; tenemos una estrategia para empoderar a 100 millones de agricultores en el planeta y capacitarlos”, afirmó Guendel, moderador de la actividad.
“Reducir la brecha es indispensable para el desarrollo de nuestro tejido productivo y social en la ruralidad de las Américas, para romper el círculo vicioso entre falta de oportunidades, migración y pobreza. En el IICA consideramos a la digitalización de la agricultura una herramienta indispensable, generadora de progreso, de mejores ingresos para los que menos tienen, y de oportunidades que favorezcan la revolución agrícola digital”, manifestó el Director General del IICA, Manuel Otero.