Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Respondió: “Cuando me toque y con la vacuna que me toque”

Leonardo Vinci
Por

Leonardo Vinci

107 opiniones
Sevrini & Asociados

Carlos Silva.
Edil Lista 404.
Partido Nacional.
En la noche del pasado lunes, la mayoría de los uruguayos pudimos escuchar al Presidente Lacalle Pou encabezar nuevamente la conferencia de prensa donde se anunció el arribo de las primeras dosis de la vacuna contra el Covid-19. Sobre la madrugada del próximo viernes arribarán al Uruguay, y el fin de semana se administrarán a los vacunadores, y a partir del lunes 1 de marzo se hará lo propio con docentes, militares, policías, bomberos y personal del INAU menores de 60 años, y se comenzará a transitar el camino hacia la inmunización.
Quienes no vieron la conferencia, seguramente se entraron con el correr de los días posteriores, por diversos medios de comunicación que le dieron una amplia cobertura. Y no es para menos, ya que se trata de una gran noticia para el país en los tiempos que corren, que debería alegrarnos, aliviarnos y entusiasmarnos.
Por una parte, se trata de la culminación de un trabajo serio, responsable, realizado en silencio, pero con las garantías necesarias para que todos los que intervinieron en una organización sumamente compleja, hayan podido hacer su trabajo a cabalidad, sin humo publicitario ni redobles de tambores que. Acá hay un plan, elaborado por científicos y vendrán las cantidades necesarias de vacunas para poder llevarlo adelante y quizás, seamos de los primeros países de la región en lograr inmunizar a toda nuestra población.
Además, ésta noticia, es un alivio para la situación sanitaria, para todos, pero muy especialmente para los que han estado en la primera línea de batalla, combatiendo los efectos de la pandemia en la salud de la población, y que trabajaron de manera muy intensa casi al límite, poniendo a prueba y demostrando que el uruguayo es resiliente, con una gran capacidad de adaptarse y sobreponerse a los momentos críticos. A eso mismo que tanto apeló nuestro gobierno, la capacidad, a la responsabilidad, a la libertad y creemos que no se equivocó, porque además dejaron en evidencia los porqués de quienes reclamaban medidas insensatas e irresponsables.
También es una luz de esperanza para empezar a recuperar al país de los otros efectos negativos de la pandemia. Ahora recuperar la economía, que venía de un proceso de deterioro anterior a este gobierno actual, será prioridad y también en ese tema se está trabajando, tanto para atender a los uruguayos que quedaron sin trabajo como para encontrar mecanismos para estimular una recuperación que llegará de la misma manera: con trabajo serio y responsable. Hay proyectos, sabemos de algunos de diferentes particularidades, tamaños y sectores, y creemos que muchos tendrán un impacto positivo. En este tema, tenemos la esperanza intacta de que poco a poco, iremos retomando el camino del crecimiento.
Y finalmente, el tema de la vacunación contra el covid-19, nos muestra un gobierno serio, con una faceta humana y sencilla. Una vez más queda en evidencia que nuestro Presidente y sus ministros son uruguayos comunes y corrientes, son “uno más” sin privilegios ni prebendas, algo que parece tan simple de escribir, pero a veces tan lejano en los hechos. Y queda de manifiesto cuando se le consultó al Presidente sobre cuando se iba a vacunar, y éste respondió sencillamente: “cuando me toque y con la vacuna que me toque”.